San Juancito, un pueblo mágico que enamora con el paisaje de sus casas y naturaleza

0
2371
San Juancito pueblo mágico
San Juancito aún conserva sus casas de madera intactas, estas son parte del atractivo turístico.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. De a poco los hondureños están comenzando a realizar turismo interno. Hoy en Diario TIEMPO Digital te mostramos un pintoresco lugar que en los últimos años se ha vuelto popular para los turistas.

Además, cabe mencionar que este también guarda una gran parte de la historia del país; este mágico y encantador pueblo es San Juancito, ubicado en el departamento de Francisco Morazán.

La arquitectura de sus casas de madera aún conservadas en buen estado son uno de los principales atractivos turísticos de San Juancito.

Todos hemos visto que un una de las caras del billete de L500 aparece la postal de unas minas. Si, se trata de las minas de San Juancito. Cabe mencionar que muchos compatriotas desconocen la historia de este lugar.

Sobre este mágico pueblo esta asentado en las faldas orientales, el Parque Nacional La Tigra. Además, este es un deleite para los sentidos de quienes huyen de la ciudad para descansar en la tranquilidad del área rural y olvidarse del estrés que ha causado en los últimos seis meses el COVID-19.

Su clima fresco y sus calles empedradas hacen de este pueblo un lugar idóneo para disfrutar durante el fin de semana.

Lea también: ¡Es un hecho! ICF confirma creación del Corredor Biológico “Joya de los Lagos”

San Juancito, de pueblo minero a destino turístico en Honduras

Es importante recordar, que San Juancito fue un pueblo minero. Según la historia, en 1879 la compañía estadounidense Rosario Mining Company se estableció en la zona del referido pueblo, con una concesión para la explotación minera, siendo presidente de la República, el doctor Marco Aurelio Soto.

Por otra parte, este pueblo ha sufrido grandes golpes, pero no solo en su economía, sino en su naturaleza. En 1998, el huracán Mitch destruyó mineras y muchas casas se perdieron.

Sin embargo, a pesar de todos esos embates bruscos, San Juancito es una localidad que conserva una paz intacta, calles empedradas, arquitecturas espléndidas. Igualmente, un bello mirador que ilumina no solo los ojos de los hondureños, sino, también de los extranjeros que lo visitan.

Una caminata por las calles de tierra de San Juancito son una gran alternativa al visitar el mágico pueblo.

🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn