¡Efectivos! Cuatro remedios que calman el dolor en el cuello

349
remedios dolor de cuello
Los dolores en el cuello son molestos y una simple pastilla a veces no basta.

REDACCIÓN. Muchos ya regresan a la oficina y, con ello, el temido dolor en el cuello también. En la mayoría de los casos, se produce por malas posturas, ya sea al dormir o permanecer sentado.

Puede originarse por traumatismos y enfermedades crónicas como la artritis reumatoide. Ocurre cuando los músculos de esta zona del cuerpo se contraen o resienten, dificultando el movimiento de la cabeza.

Lea también: Ejercicios fáciles para alargar el cuello y lucir más estilizada

Es una condición benigna de fácil tratamiento que, con algunos remedios naturales, se puede mejorar en poco tiempo. Teniendo en cuenta que puede producirse en cualquier momento, queremos compartir cuatro remedios caseros que pueden ayudarte.

  • Aceite esencial de lavanda:

El aceite esencial de lavanda tiene activos anti-inflamatorios y calmantes que pueden ayudar a reducir la rigidez y el dolor en el cuello. Su aroma relajante ayudaría también a aliviar el estrés que también puede causar esta condición y, a su vez, ayuda a relajar los músculos.

¿Qué debes hacer?

  1. Toma un poco de aceite de lavanda con las palmas de tus manos, frótalas entre sí, y aplícalo sobre el cuello con un ligero masaje.
  2. Haz movimientos suaves durante 5 u 8 minutos y repítelo 2 veces al día si lo consideras necesario.
  • Ejercicios y estiramientos para el dolor en el cuello:

Los ejercicios y estiramientos de los músculos son una gran solución para calmar los dolores y dificultades de movimiento que se producen en la zona cervical. Estos ayudan a restaurar las funciones musculares, minimizando la carga que tienden a sufrir por los sobresfuerzos físicos.

-¿Qué debes hacer?

  1. Rotación circular de omóplatos.
  2. Extensión, flexión y rotación de la cervical.
  3. Estiramiento de los músculos pectorales.
  4. Fortalecimiento de los músculos de los hombros.
  5. Ejercicios isométricos.
  • Compresas con té de cáscaras de naranja:

Se considera que la infusión de cáscaras de naranja tiene propiedades relajantes que facilitan el tratamiento de la tensión y rigidez en la zona cervical.

-¿Qué debes hacer?

  1. Pon a hervir varias cáscaras de naranja en agua y, cuando obtengas un té, sumerge un paño limpio en el líquido.
  2. Asegúrate de comprobar que se encuentre a una temperatura apta para la piel y aplícalo sobre la zona dolorida.
  • Aceite de romero

Tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que, tras ser absorbidas, relajan los músculos resentidos del cuello. Su uso mediante masajes mejora la circulación en la zona afectada y, en cuestión de minutos, brinda una agradable sensación de alivio.

-¿Qué debes hacer?

  1. Aplícate una pequeña cantidad de aceite de romero y frótalo sobre el cuello y los hombros con suaves masajes circulares.
  2. Evita ejercer demasiada presión porque podría empeorar esta condición.

Información verificada en el Blog «Mejor con Salud» por la médica Karla Henríquez.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.