“Sentí mucho miedo”: médico estuvo 36 días interno, superó pronósticos y sobrevivió

773
médico internado por COVID
Jorge Caballero, luchó con todas sus fuerzas y sobrevivió.

HONDURAS. Las ganas de vivir, el amor por su familia y su perseverancia fueron cruciales para que el joven Jorge Caballero sobreviviera ante la enfermedad COVID-19. Su lucha le llevó 36 días, jornadas incansables en las que sintió miedo, pero que con esfuerzo supo sobrellevar.

No es una historia más, se trata de un hondureño sobreviviente entre tantos que sucumbieron ante el virus. Las estadísticas suman, cada día varios mueren, y aunque las noticias no son alentadoras, surgen relatos que merecen ser destacados.

Lea también: Dijeron a su familia que «se fuera preparando»: pasó 38 días interno, pero venció el Covid-19

El joven Jorge Luis Caballero es un estudiante de último año de Medicina, originario de Concepción Norte, Santa Bárbara. Su pasión lo llevó hasta diferentes centros asistenciales, en El Progreso y Puerto Cortés. En esos sitios le tocó atender a pacientes de todo índole, sin embargo, no se imaginó que serían su némesis.

El médico contó en exclusiva para TIEMPO Digital que antes de enfermarse estaba comenzando su conteo para terminar el internado rotatorio. «Estaba a -10 turnos, el 7 de enero de 2021», explicó. Fue entonces cuando comenzó con los síntomas desde el 3 de enero del 2021, los cuales poco a poco fueron empeorando.

Dr. Jorge Caballero, sobreviviente de COVID-19.

«En el turno en el Hospital de El Progreso presenté fiebre de 39 grados y anosmia (pérdida del olfato), entonces, con una compañera que también tenía síntomas, fuimos al triaje donde nos hicieron hisopado y salimos ambos positivos», agregó.

El joven de 28 años jamás imaginó pasar por tal situación. «Sentí mucho miedo, la verdad», expuso. Al momento que los síntomas se hicieron más fuertes, lo trasladaron a una clínica privada en la zona norte. Ahí estuvo tres días hospitalizado, no obstante, después lo movilizaron hacia el Hospital Móvil de San Pedro Sula, donde permaneció otros 33 días internado.

Su lucha no fue fácil, pues le tocó ver muchas «cosas» dentro de la sala. Para estos momentos, el joven aún sigue en proceso de recuperarse del todo, no puede recibir llamadas, para no hablar mucho, por tanto, se comunica mediante mensajes de texto.

Y aunque no entra mucho en detalles sobre lo que pasó dentro del Hospital Móvil de San Pedro Sula, lo expresa como algo «bien difícil». Su mensaje no es para dar temor, sino llenar de esperanza a las personas, pues así como él, hay muchos que siguen la batalla.

Jorge Caballero, junto a su hermano.

Por otro lado, el médico detalló que «es casi imposible no contagiarse«. ¿Por qué? Es una pregunta que no se pudo dejar pasar. Jorge Caballero, manifestó que sus horarios eran extremadamente extensos, es decir, tenía una exigencia bastante alta.

Sus turnos eran de 30 horas, y no les brindaban equipo de bioseguridad. Una situación inimaginable, tener que entrar desde las 6:00 A.M. de un día y salir a la 1:00 P.M. de otro era un proceso sumamente estresante.

Las circunstancias fueron solo un escalón más, pero la determinación del joven por no dejarse vencer fue aún más grande. Sus días de amanecer y anochecer en el Hospital Móvil de SPS se terminaron para el 16 de febrero del 2021, una gran noticia, cuando le informaron que sería dado de alta.

Su alegría y la de su familia no fue para menos, pues tras largos 36 días internado, pudo regresar a su vivienda. Aunque el joven aún está con secuelas y con oxígeno, agradece tanto a las personas que han estado al pendiente, que le ayudaron con oraciones, y siguen apoyándolo hasta ahora.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.