Honduras: mareros cobran sin contratiempos su «catorceavo»; transportistas ya no aguantan

521
Transportistas
Jorge Lanza confirmó que ya pagaron el ''catorceavo'' a pandilleros. Mientras Mario Fu, vocero de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), da su versión.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El representante de los transportistas, Jorge Lanza, denuncia que ya no soportan el cobro de la extorsión. Mientras que Mario Fu, vocero de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), responde que la falta de denuncias afecta las investigaciones.

Fu justifica que uno de los problemas principales para la FNAMP para investigar son las pocas denuncias de los transportistas.

»El problema que se da con los transportistas es que, pese a ser uno de los más golpeados con el tema de la extorisión, es uno de los rubros, con el sector comercial, que menos denuncias interponen», redundó Fu.

Nota relacionada: Extorsión en SPS: ¿cuánto paga cada ruta?, ¿qué reciben a cambio?, ¿hay políticos involucrados?

En ese sentido, Lanza manifestó que frecuentemente realizan denuncias por extorisión a las autoridades.

»Pasamos aburridos de decirles quiénes son, dónde están y cómo se llaman, a cada rato salen sujetos llamando, mandando mensajes y hay que hacer las denuncias. Inclusive, hay gente que está bajo amenazas y por eso han tomado la decisión de practicar tomas», dice Lanza.

Y agrega: »En todo tipo de rubros existe la infiltración de gente mala y no somos la excepción. Se han colado, además de que tienen buses, mareros o banderas».

Lea también: Transportistas a manos atadas: extorsionadores les cobran el «décimo cuarto»

Ya están pagando la extorsión 

Entre tanto, Jorge Lanza reveló que la mayoría de los transportistas ya ha hecho efectivo el pago del »catorceavo» que les exigieron los pandilleros.

»Ya casi todo el mundo pagó ese -catorceavo-. No sé los demás, pero yo tuve que pagar 48 mil lempiras a parte de lo que se paga semanal».

Precisó que son, al menos, cuatro pagos a bandas delictivas que ellos realizan. »Nosotros hacemos cuatro pagos semanales, a los Chirizos, a la Mara 13, a la 18 y a otras más. El valor depende del propietario, pero estos andan entre los L. 1,500 y  L. 1,750».

Transportistas sospechan de ciertos miembros 

Asimismo, Lanza detalló que las sospechas sobre algunos de sus colegas transportistas siempre existe. No obstante, remarca que ellos no son un ente de seguridad ni de investigación.

»De repente uno tiene sospechas de algunos, pero nosotros no somos un ente de seguridad para saber quiénes son. Para eso están ellos, les hemos dicho que ellos tienen que actuar con quien sea».

En cuanto al tema de las pérdidas que reciben por los diversos factores que afectan al transporte, Lanza constató que, »las pérdidas son enormes porque son a nivel nacional. Acá prácticamente estamos desde hace dos meses parados y solo trabajamos un día a la semana y ahí quedamos cheques».

Y añade: »La verdad es que estos nos tienen de rodillas. Hay un montón de personas que paran sus rutas por temor a que les pase algo. Por inercia nos estamos parando».

Dos problemas puntuales

En cuanto a lo anterior, el vocero de la FNAMP cree que son dos escenarios los que ayudarían a realizar un trabajo más efectivo. Uno sería la depuración del rubro del transporte y el otro, que los transportistas no se cansen de realizar denuncias.

»Bajo esos dos escenarios, les pedimos a ellos que continúen solicitando la depuración del rubro ante el Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT). Una vez que se tenga un rubro certificado y depurado y que estos impongan las denuncias oportunas, habrán mayores insumos y mayores fortalezas», explicó Fu.

De igual manera, el portavoz expresó que en varias oportunidades han notificado a los dueños del transporte público que sin denuncias, su trabajo se complica.

»Nosotros les hemos hecho saber a ellos de que, en ocasiones la parte investigativa se ve en algunos problemas al momento de que no existe una denuncia. Esto, porque cuando se logra arrestar al individuo y el sujeto es puesto ante los tribunales de justicia, no se cuenta con el sustento legal necesario para poder ejercer la acción penal en contra de ellos».

Cabe destacar que, según Fu, unas 850 personas han sido capturadas en lo que va del año por este delito de extorsión. De las cuales, más de 750 pertenecen a organizaciones delictivas.

Reiteró que: »Sabemos que en este momento el nivel de intimidación es bastante alto, sin embargo, mientras ellos no denuncien y no se aboquen a los canales correspondientes, nosotros no gozaremos de los diferentes insumos para iniciar las investigaciones», finalizó.