28.6 C
San Pedro Sula
viernes, febrero 23, 2024

Lanzan campaña «Con la pólvora no se juega», previo a fiestas navideñas

Debes leer

Tegucigalpa. El Centro Hondureño para el Niño Quemado (CEHNIQ), junto a la Fundación por la Vida del Niño Quemado (Fundaniquem), lanzaron este miércoles la campaña denominada «Con la pólvora no se juega», orientada a la prevención de quemaduras durante la temporada de Navidad y de Fin de Año.

El lanzamiento se llevó a cabo precisamente en las instalaciones del hospital que atiende a pacientes quemados en Tegucigalpa.

En esta acción también participan las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), Policía Nacional, el Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, Secretaría de Salud y la Alcaldía del Distrito Central.

El propósito fundamental de esta campaña es poder contrarrestar la incidencia de niños quemados, con lesiones en la piel y que resultan mutilados por la manipulación de pólvora.

De la misma manera, buscan crear conciencia en la población hondureña para no comprar explosivos, debido a los daños y consecuencias que puede traer.

La iniciativa nace desde el hospital que atiende los niños quemados, debido a que todos los años contabilizan múltiples ingresos de niños que resultan afectados por la manipulación de pólvora.

Lea además: Niño de 7 años, segunda víctima de quemaduras por pólvora en 2023

Pólvora
La pólvora es un elemento altamente explosivo, que puede generar graves consecuencias en la piel.

Atenciones en 2022 

De acuerdo a estadísticas del CEHNIQ, durante la temporada de fin de año del 2022 se contabilizaron 13 niños quemados por pólvora.

En su mayoría, los pequeños eran procedentes de los departamentos de Francisco Morazán y La Paz. Esta cifra significó el 3% de las atenciones en el centro durante el 2022.

El CEHNIQ atienen niños lesionados por quemaduras con pólvora desde el año 2018, contabilizando un total de 62 pequeños. El año con más incidencia fue el 2020 con 15 atenciones.

El CEHNIQ viene atendiendo menores quemados desde el 2018.

Para finalizar el mes de noviembre, se registran dos casos de niños quemados por pólvora que ingresaron al centro asistencial. El primero es un joven de 17 años, procedente de Valle de Ángeles, Francisco Morazán, y el segundo un niño de 7 años originario de Marcovia, Choluteca.

A la población hondureña en general, padres de familia, tutores y adultos se les llama a no darle pólvora a los niños, para así evitar desenlaces fatales.

La pólvora es un elemento altamente explosivo, que además de generar daños en la piel, puede ocasionar la pérdida de extremidades. Se suman las cicatrices eternas y el daño psicológico.

Niño quemado pólvora
En 2023 ya se registran dos ingresos de menores quemados con pólvora al centro asistencial.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

[wp-rss-aggregator feeds="cronometro"]
error: Contenido Protegido