Honduras pierde a sus héroes: solo quedan 17 intensivistas en todo el país

753
intesivistas en honduras
Médicos confirmaron que solo hay 17 intensivistas en el país.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Desde inicios de la pandemia el gremio médico no ha puesto peros para enfrentar la pandemia del COVID-19. Los problemas nunca se fueron, falta de insumos, pagos pendientes y gran cantidad de sus miembros contagiados o que perdían la batalla ante el despiadado virus.

Todo esto ha llevado que los médicos soliciten más ayuda al gobierno pero no hay respuesta. Inclusive, meses atrás se informó que los intensivistas en el Hospital Leonardo Martínez Valenzuela se habían retirado, por consiguiente, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) estaba abandonada.

Lea también: ¿Cerrará UCI del Leonardo Martínez? Director confirma que no hay intensivistas

El doctor Óscar Sánchez, dirigente del Colegio Médico de Honduras de la zona norte, en estos momentos, a nivel nacional, solo hay 17 intensivistas.

Mientras que en la ciudad de San Pedro Sula, solo quedan cinco. Algo que ha despertado preocupación, ante el notable aumento de caso y la amenaza de una segunda ola.

Diario TIEMPO Digital contactó a Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), para constatar y, en efecto, confirmó la escasa cantidad de intensivistas.

Para el doctor, “esto denota las falencias del sistema” y un fatal problema, puesto que los que quedan están distribuidos solo en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Asimismo, confirmó que en la capital industrial eran 6 los intensivistas. Sin embargo, con el fallecimiento del doctor Luis Enamorado, quedaron con 5.

¿Se puede traer a más intensivistas al país? Umaña respondió que “no se puede”. Puesto que hay muchos procesos legales, servicio social, es engorroso el trámite.

Por otra parte, indicó que, ya que se puede dar una segunda ola, por lo general son peores que las primeras, hay más población contaminada y así se ha visto en los demás países.

“Los rebrotes son grandes, ojalá que en Honduras sea la excepción. El área rural está muy golpeada, y en Francisco Morazán va en aumento”, expresó el doctor.

Un impacto que es altamente grave, según dijo el doctor, es que, el riesgo depende de la saturación de las UCI y sus carencias en los hospitales de área. Ante ello, el problema mayor sería no atender a los pacientes, dejando más muertes que la primera ola.

TIEMPO Digital también recibió confirmación del doctor Osman Pascua, coordinador del triaje Colegio de Ingenieros en San Pedro Sula. Él destacó que, por el menor número de intensivistas actualmente, el problema se torna mayor.

La ausencia de expertos provocaría que, si se genera una segunda ola, haya mayor mortalidad. Eso llevaría a un caos y entre menos intensivistas, peor será la cifra de fallecidos por COVID-19.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn