Exactamente el 27 de diciembre de 1945, superada la segunda guerra mundial en Europa, las actividades industriales comenzaron su reactivación y entre estas, la producción de automóviles. La marca alemana para entonces apostó todo por el Volkswagen Beetle

En esa época el modelo era conocido internamente como “Tipo 1” y su objetivo era realizar tareas de transporte urgente dentro de su zona de ocupación en Wolfsburgo, Alemania. El inicio de su producción también le significó un nuevo comienzo a la fábrica que fue fuertemente afectada durante los años de guerra.

Este fue el verdadero comienzo de la historia de éxito de Volkswagen, y logrando superar las dificultades de suministros de materiales, energía y mano de obra, el primer sedán Beetle salió de la línea de producción después de celebrada la Navidad del 45, y al final de ese mismo año se habían producido 55 vehículos. 

volkswagen beetle, volkswagen beetle 75 años, volkswagen beetle 75 años de produccion,volkswagen beetle historia, volkswagen beetle produccion, volkswagen beetle noticias

Una carrera de éxitos

A medida que pasaba el tiempo, todo se ponía a favor del desarrollo, crecimiento y expansión del ‘escarabajo’. Aún afrontando las secuelas de la escasez, en 1946 ya se producían 1.000 unidades por mes. Un año después, en 1947, se estableció un sistema y servicio de posventa y el Beetle comenzó a ser exportado. 

Llegando progresivamente a todos los rincones del mundo, fue uno de los automóviles más populares tanto de su tiempo, como de la historia. Obtuvo un récord en términos de duración y volumen de producción hasta su cancelación en 2003, logrando en 75 años, la fabricación de 21.529.464 vehículos. 

Fue tanto el reconocimiento del Volkswagen Beetle, que lo llevó a convertirse en un verdadero ícono de la industria automotriz. En 1998 fue lanzando el modelo conocido como “New Beetle”, que podría decirse que fue la reinterpretación moderna y de estilo deportivo, del auto clásico.

Sin embargo al igual que el “Tipo 1”, se dejó de comercializar en 2019 y fueron varios los homenajes que recibió el vehículo en su adiós definitivo. Las dos versiones del ‘escarabajo’ alemán, la clásica y la modera, se fabricaron en México, mismo centro de producción de donde salieron por última vez. 


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.