22.3 C
San Pedro Sula
jueves, diciembre 8, 2022

Familia del pastor Mario Barahona culpa al hospital por su muerte

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Tras la muerte del pastor de la iglesia Mi Viña, Mario Tomás Barahona, familiares y amigos han expresado su pesar.

El líder religioso estaba interno en el Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), conocido como Hospital del Tórax, de la capital, en donde perdió la batalla contra el COVID-19.

Inmediatamente después de que se confirmara el hecho, varios personajes religiosos lamentaron su fallecimiento.

“Esta noticia duele mucho, yo conocía al pastor desde que era una niña. Duele oír esta noticia“, lamentó una joven en las redes sociales.

Lea también: Por COVID-19, muere en la UCI el pastor Mario Tomás Barahona

Pastores lamentan su fallecimiento

“Recibimos esta noticia con mucho pesar, así como cuando muchos hondureños mueren por este virus, es una pérdida lamentable para la iglesia”, dijo el representante de la Confraternidad Evangélica, Alberto Solórzano.

Asimismo hizo un llamado tanto a los lideres religiosos como a la población en general para que cumplan con las medidas de bioseguridad. Además, pidió que acudan a los centros de vacunación para inmunizarse.

El pastor Misael Argeñal dijo que “sentimos la pérdida del pastor Mario y esperamos la pronta recuperación de su esposa”.

El pastor ingresó esta semana al Hospital del Tórax.
El pastor ingresó esta semana al Hospital del Tórax.

Tórax responde a acusación

Por otro lado, autoridades del Hospital del Tórax, respondieron ante la acusación que hizo la familia del pastor Mario, quienes dijeron que él había muerto “porque no lo atendieron bien“.

La vocera del Tórax, Nía Carbajal, dijo que el pastor llegó a un centro de asistencial cuando ya presentaba un cuadro respiratorio agudo crónico por la enfermedad.

“Una vez ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), empezó más el deterioro de salud. El hospital llamó a sus familiares y se les explicó que él necesitaba respiración mecánica asistida, o sea, intubación. Los hijos dijeron que se tenían que reunir para tomar la decisión”, explicó.

“Hay algo que se llama ética profesional en medicina y la responsabilidad de un médico es salvar la vida, ellos no podían esperar tres días”, añadió la vocera.

Además aseguró que aunque el pastor no hubiese sido intubado, de igual forma hubiese fallecido, debido al mal estado de su salud.

Explicó que el personal de la sala UCI estaba “resentido” con los familiares, debido a los malos tratos que habían recibido por parte de ellos. “Comprendemos el dolor, sabemos que no es fácil una pérdida pero siempre llamamos al respeto y la cordura“, concluyó.

El pastor Barahona se rehusaba a seguir las medidas de bioseguridad porque no creía en la enfermedad, además, no se había vacunado pro la misma razón.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido