Sampedranos exigen a ASP que cumpla contrato y construya plantas de tratamiento

262
Exigen plantas de tratamiento
Al proceso de construcción se le ha dado largas.

CORTÉS, HONDURAS. A raíz de las denuncias publicadas por TIEMPO Digital en torno a la administración lucrativa del agua de la capital industrial del país por parte de Aguas de San Pedro (ASP), los ciudadanos también han alzado su voz y mostrado su descontento con dicha empresa colombiana.

Entre tantas quejas, un denominador común es la exigencia, por parte de los sampedranos, que ASP construya las plantas de tratamiento que están estipuladas en el contrato de concesión con la ciudad.

«Aquí no hay autoridad para que haga cumplir el contrato, ésta infracción al mismo daría por terminado dicho contrato. Pero nadie defiende los intereses del pueblo», dijo molesto el residente de San Pedro Sula José Munguia.

Y es que, ASP debía construir tres plantas de tratamiento de aguas residuales que beneficiarían a la ciudad, reduciendo considerablemente la contaminación de los ríos. No obstante, todavía no existe ninguna. Para construir tales plantas, la empresa extranjera está solicitando una ampliación de su contrato con la ciudad, pero aún no hay ningún acuerdo con la autoridad local.

La cuestión es que, independiente de las razones que ASP pueda o no tener para incumplir su contrato, lo que la mayoría de sampedranos quiere es ver las plantas de tratamiento terminadas y trabajando, pues hay un interés ecológico por el cual velar.

La empresa ni siquiera ha intentado dar alguna explicación a sus abonados sobre por qué no construye tales plantas. Tanta es la molestia de los ciudadanos que algunos consideran que «Nos robaron (ASP) el agua para venderla a nosotros mismos. ¡Despierten, por favor!», según Fredy Raúl Contreras.

LEA TAMBIÉN: Denuncian: Aguas de San Pedro, «ingrato» alivio y cobros dobles en pandemia

NOTA: Usted puede hacer sus denuncias al número telefónico 3290-9984. ¡No dude en escribirnos! 

Ambientalistas advierten

Desde la óptica de ambientalistas, fuentes de agua importantes en la ciudad se encuentran sumamente contaminadas con basura, aguas negras y desechos industriales.

El agua que aún conservan los principales ríos de la ciudad muestra un color gris, y expulsa un olor a basura y a otros cuerpos descompuestos.

La zona más crítica es debajo del puente Bermejo, cuyo río tiene ya muy poca agua en su cauce y, además, está repleto de basura.

Otro problema identificado es el aumento de lechuga acuática y otros tipos de maleza que ahogan la vida animal en los ríos. Biólogos consideran que el oxígeno es necesario para que las especies que allí habitan puedan desarrollarse.

Rodolfo Pastor: Aguas de San Pedro es responsable

Por otro lado, a juicio de Rodolfo Pastor, en un artículo publicado en TIEMPO, la contaminación y destrucción del río Blanco se debe a la invasión de personas que se han instalado en la ribera del afluente de agua. No obstante, para Pastor, «la responsable directa de remediar esa situación es Aguas de San Pedro». 

El historiador le lanzó una fuerte crítica a ASP, diciéndole a sus directivos que «nunca se toma en serio su obligación de proteger» el medio ambiente. 

«Bombea el agua del acuífero sin preocuparse de la contaminación que provoca la destrucción del río, dando la espalda a las obras necesarias, se desgañita defendiendo el manto. No se puede proteger el manto, sin proteger el río Blanco que agoniza«, agregó.

Otros ríos de San Pedro Sula que presentan problemas de contaminación según denuncias de ciudadanas son: el Río Zapotal y el Río de Piedras.

Lea también: Protestan contra Aguas de San Pedro: cobros abusivos y el agua ni les llega

Tratamiento de aguas residuales

Las aguas negras en San Pedro Sula provocan un daño que alcanza a la región del Valle de Sula, y el tratamiento correcto es un punto clave para el desarrollo del país, según expertos.

Este año, el Congreso Nacional (CN) autorizó que una comisión especial supervise el contrato de Aguas de San Pedro (ASP), específicamente por la falta de tratamiento de aguas residuales.

Según los datos recabados, son al menos tres plantas de tratamiento las que Aguas de San Pedro tiene que construir. Eso, durante los 30 años de concesión, de los que faltan 11. Sin embargo, no existe ninguna.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.