23.6 C
San Pedro Sula
viernes, diciembre 2, 2022

Denuncian: Aguas de San Pedro, “ingrato” alivio y cobros dobles en pandemia

Debes leer

HONDURAS. Aguas de San Pedro (ASP), empresa de capital italiano a quien se le otorgó en concesión el vital líquido de la ciudad industrial, facturando alrededor de L900 y L1,000 millones anuales, desde el 2002 al 2032, está siendo duramente cuestionada por sus abonados.

¿La razón? ASP está ofreciendo un deficiente servicio, aplica cobros abusivos y brinda una insensible e ingrata respuesta a las solicitudes de alivio de miles de clientes durante la pandemia del COVID-19.

Los reclamos se han plasmado en las redes sociales y otros medios, a través de los cuales los sampedranos cuestionan el proceder de la concesionaria ASP. Asimismo desnudan la voracidad de la empresa que opera bajo una ley de concesión que la vuelve casi inmune.

Pagar, pagar

A inicios del mes de julio, ASP posteó en su Facebook un aviso “recordando” a sus “estimados usuarios” que las agencias de atención al cliente estaban habilitadas, para que cada ciudadano fuese a pagar. Hasta cobros en línea y por WhatsApp habilitó.

Eso sí, ASP ofreció facilidades de pago, como por ejemplo, “descuento de intereses de 100 por ciento” y “solicitudes de autorización” para hacer pagos parciales. La cuestión es que cada abonado pagara, aún durante la crisis sanitaria.

La decisión de la italiana ASP podría considerarse normal si no fuera porque la ciudad, motor comercial e industrial de Honduras, es uno de los epicentros del COVID-19 en el país, con más muertes y hospitales desbordados de pacientes.

Además, como consecuencia de la pandemia, San Pedro Sula está sufriendo el embate del desempleo.

Según “screenshot” de sampedranos anónimos, la facilidad de pago que otorga ASP, misma que consiste en abonar la mitad de su factura mensual de consumo, podría considerarse una burla y no una medida de alivio, pues, si el cliente no paga la otra parte al cabo de una fecha estipulada, siempre “estará sujeto a corte”.

Solicitud

Para solicitar ese paupérrimo beneficio, el abonado debe entrar al portal de internet de ASP, escribir su número de cliente, y si tiene deuda, justo abajo aparece un mensaje que dice: “Estimado cliente, usted está pre-autorizado para realizar un abono a su saldo, por un valor de L.XXX.XX. Presione el botón si desea realizar la solicitud”.

Captura de pantalla de un abonado anónimo.

Si el usuario llena la solicitud y luego da “aceptar”, entonces, aparece otra advertencia que dice: “El plazo para pagar se está extendiendo 15 días, pasado ese tiempo, estará sujeto a corte“.

Captura de pantalla de un segundo abonado anónimo.
En la ciudad industrial, miles de personas continúan suspendidas de sus trabajos, algunos, sin salario desde hace más de 130 días, y a muchos, los pocos recursos económicos que obtienen deben invertirlos en comprar alimentos y demás insumos básicos del hogar.
Lo último que un hondureño piensa pagar durante esta crisis, es agua, energía eléctrica o matricula de automóviles y mucho menos la cuota a Siglo 21. Cada quien tiene en orden sus prioridades.

¿Y el buen servicio?

Por otro lado, ASP afirma que “aunque temporalmente estemos aislados, y a pesar de la crisis del COVID-19, Aguas de San Pedro ha estado cerca de ti, garantizándote el servicio (de agua) de forma continua”, según un vídeo-promo en Facebook. Pero, los abonados opinan todo lo contrario.

Por ejemplo, la siguiente denuncia es sobre falta de presión de agua en la colonia Luisiana, una de las más infestadas de COVID-19, lo cual resulta en un grave problema, pues para evitar el contagio hay que lavarse las manos constantemente, pero, ¿cómo hacerlo sin agua? Dos semanas después, ASP no resolvió el problema, según Carlos Matusalem.

Y las siguientes dos quejas son de diferentes personas, pero están relacionadas: por un lado, Evis Edú afirma que ASP “es buena” para cobrar, pero cuando los usuarios requieren asistencia, hace “caso omiso”. Y por otro, Jessyca Reyes tachó de “estafadores” y “sinvergüenzas” a la empresa por supuestas facturas sobre-valoradas. 

ASP

Asimismo, Glori ES QU expuso la realidad de muchos: “Estamos sin trabajo”. No obstante, toca pagar servicios de agua. 

ASP

Y así pueden encontrarse sinfín de quejas.

Lea: Alcaldía de SPS entrega «rosario» de abusos cometidos por Aguas de San Pedro

ASP quita agua a colonia en plena pandemia

Haciendo un paréntesis, cabe señalar que una situación que atrapó bastante la atención en tiempos del COVID-19, en la cual estuvo envuelto Aguas de San Pedro, fue lo ocurrido con la colonia Impacto del Rey, pues ASP la privó de agua alegando los residentes tenían conexiones ilegales, y formalmente no existe contrato de servicio con la empresa.

“Estamos en una pandemia y hacen esto, que yo creo que no tiene nombre, porque no se les está pidiendo regalado nada, yo llevé los estatutos de la colonia para que ellos (ASP) pudieran legalizar”, dijo muy molesto un poblador de Impacto del Rey.

De su lado, Mauricio Chiovelli, gerente de la empresa, comentó sobre el caso: “Nosotros jamás les hemos dado servicio, ya es la quinta vez, se conectaron de manera ilegal. Colonias aledañas pusieron queja de que no tenían agua, y nosotros no tenemos agua suficiente para dar a 3,000 o 4,000 personas. No podemos dar agua a gente que no tiene derecho y privar del servicio a quienes sí tienen contrato”, replicó.

Concesión, un negocio redondo que salió todavía más redondo

Al inicio de esta nota, se dijo que ASP factura entre L900 y L1,000 millones anuales, y esa información fue proporcionada por el exregidor de la Alcaldía de SPS, entre 2010-2014, Danulfo Wilfredo Flores, quien se basó en su experiencia como autoridad municipal, y además, reveló cómo a Aguas de San Pedro, sin querer, su negocio salió doblemente redondo.

Se debe iniciar diciendo que dicho contrato inició a fraguarse, según él, en 2001, que fue el último año de gobierno municipal del alcalde Roberto Larios Silva, y así lo demuestra también la certificación oficial.

En resumidas cuentas, a ASP se le otorgó el derecho de explotar el recurso natural de la ciudad, a cambio de, entre otras cosas, construir varias plantas de tratamiento de aguas residuales, de las cuales ni siquiera hay rastro a la fecha.

Actualmente, ASP sigue facturando muchos millones de lempiras cada año, y lo hará hasta el 2032, sin siquiera desembolsar los fondos previstos para la construcción de las plantas de tratamiento, según explicó Danulfo Wilfredo Flores.

Un canon de solo 4 % de todo lo facturado

Por otro lado, el ex regidor sampedrano ahondó más sobre las cantidades de dinero que ASP recauda anualmente, o al menos, lo que él conoció desde el 2010 al 2014. Sus declaraciones dejan entrever que, el canon que la estatal paga a la Municipalidad es insignificante si se compara con todo lo que genera: tan solo 4 %, según él.

“Hay un canon fijo y hay un canon variable: el canon fijo solo son como L5 millones al año, pero el canon variable es de acuerdo a la facturación, y se entrega cada trimestre. Por ejemplo, ahorita ASP debería estar entregando entre L10 y L12 millones, (trimestralmente) y anualmente ha de andar en unos L40 millones, más el canon fijo. A nosotros, el último año nos entregaron L32 millones, pero va subiendo, porque aumentan los usuarios”, reveló.

Y en efecto, la proyección de Danulfo Flores fue correcta, pues un memorando dirigido a la vicealcaldesa de San Pedro Sula, Lilia Umaña Montiel, señala que “en el mes de enero 2020 se percibió un ingreso de L10,281,320.28. por concepto de canon variable del periodo correspondiente al 2019, establecido en el contrato de concesión”.

ASP

Es así como la crítica que varios abonados hacen es que, ASP, a pesar de esas multimillonarias ganancias, respondió a la ciudadanía en esta pandemia con exiguos alivios.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido