Escándalo: FIFA y Conmebol evitan un “golpe de estado” en Ecuador

198
FIFA

La FIFA y la Conmebol interceden para evitar un “golpe de estado” en la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

El organismo mundial que dirige Gianni Infantino, en conjunto con la Confederación Sudamericana de Fútbol, que preside Alejandro Domínguez, mostró su rechazo al gobierno “paralelo” que se impulsa y no descartan que se intervenga la FEF.

En medio de la pandemia del coronavirus que golpea fuertemente a Ecuador, que registra unos 25 mil contagiados y casi mil fallecidos, siendo uno de los países de América Latina que más afectó el COVID-19, un fuerte escándalo se desató en el fútbol de este país.

El último viernes 17 de abril, la asamblea de Directorio cambió de imprevisto su orden del día y votó por la destitución del Presidente electo en enero de 2019 Ing. Francisco Egas. Automáticamente, Jaime Estrada (Vicepresidente de la FEF y a quien acusan de orquestar todo), fue puesto en su lugar.

Al día siguiente de su destitución…

El comunicado de la FIFA y de la Conmebol para evitar "un golpe de estado" en el fútbol ecuatoriano

Egas reconoció que “FIFA tenía en carpeta enviar una comisión el 30 de marzo para avanzar en el cambio del Estatuto”.

El mismo cuenta con una vulnerabilidad marcada ya que la asamblea del organismo madre del fútbol ecuatoriano está constituida por 9 miembros; 5 del fútbol profesional y 4 del fútbol amateur (que representan apenas a 10 clubes barriales).

“Esto fue un golpe de estado, aprovecharon una situación de crisis mundial como la pandemia y quisieron robarle la presidencia al Ing. Egas”, contó una fuente cercana al Presidente.

En el escrito se hace referencia al Congreso Extraordinario que se desarrollará este viernes y cuya intención es confirmar la salida de Egas y decretar la asunción de Estrada.

¿Evitarían un “golpe de estado”?

Mientras el Ministro de Deportes de Ecuador se mantiene leal al Presidente legítimo de la FEF, varios sponsors estudian la posibilidad de dar de bajar sus contratos actuales (CNT, Banco Guayaquil) debido a la situación de inestabilidad. Sin dudas, una situación que agravaría aún más la crisis institucional por la que la FEF está atravesando.

Habrá que esperar qué decisión toman los principales dirigentes del fútbol ecuatoriano y si desoyen los pedidos de FIFA y Conmebol que podrían determinar una intervención.

Gilberto Yearwood: “No se pensó que la mayoría viven de fútbol”