«Crié a mis hijos con baleadas»: Doña María, una «madre ejemplar» que no se rinde

768
Doña María Lucila Rodríguez
Según muchos sampedranos, el negocio de esta hondureña es uno de las más antiguos de la capital industrial.

CORTÉS, HONDURAS. «Una luchadora, una madre ejemplar, que siempre estará para nosotros», así es como una hija describe a doña María Lucila Rodríguez, una ciudadana de 75 años, conocida por tener un negocio de venta de baleadas en el centro de San Pedro Sula.

Hace 52 años, cuando lo común era que el hombre llevara el sustento a su hogar, Lucila Rodríguez se preparaba todas las mañanas para una larga jornada de trabajo y así criar a sus hijos.

Específicamente en el sector conocido como Maheco, entre la primera y segunda calle del barrio Concepción, es donde esta madre comenzó su historia de superación, lucha y entrega para que ella junto a sus hijos salieran adelante.

«Ella por medio de ese negocio nos crió a nosotros. Somos ocho, ahí obtuvo su casa y su carro. Y sigue ella luchando por nosotros. Los nietos están alrededor de ella y los que estamos a la par somos sus hijos», contó a TIEMPO Digital, una de sus hijas, llamada Dinora.

Otra nota de su interés: Así celebran el día de las madres las presentadoras hondureñas 

Con ocho hijos, 37 nietos y aproximadamente 10 biznietos, doña María es considerada un ejemplo de que no hay obstáculo para una madre y que con trabajo y entrega se puede salir adelante en la vida.

Además, según muchos sampedranos, el negocio de esta hondureña es uno de las más antiguos de la capital industrial y forma parte de la historia de esta ciudad.

Con más de medio siglo vendiendo en el centro de la ciudad doña María recalca que «con esto crié mis ocho hijos, con baleadas y horchatas».

«Para ella no hay días feriados, para ella no hay vacaciones. Todos los días dice ella que le hace falta salir a la calle porque esa es su pasión, salir a darle de comer a sus clientes, pues así nos crió trabajando y hasta la vez sigue en lo mismo», contó su hija.

Hoy, doña María agradece a Dios por la oportunidad de sacar adelante su negocio y haber podido formar a sus hijos y seguir colaborando con sus nietos.

Según sus familiares, lo que más disfruta es que sus nietos e hijos puedan estar junto a ella y seguir enseñándoles el amor por la vida, el trabajo y la perseverancia.

En este día de las madres, sus hijos consideran a doña María «la mejor mamá del mundo», con una vida llena de historias, de pruebas y sobre todo de mucho amor.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0