CATRACHA EJEMPLAR| Andrea Irías, la estudiante que regala un «pedacito» de su corazón a los más necesitados

924
estudiante ayuda ancianos discapacitados
La estudiante de derecho ayuda a personas con discapacidades mentales y colabora activamente en diferentes asociaciones caritativas.

“Una buena acción puede cambiar al mundo. En cada persona que ayudamos podemos causar un cambio enorme para las futuras generaciones”, esa es la frase con que Andrea Irías describe la noble acción que realiza en favor de las personas que lo necesitan.

Andrea colabora activamente con diferentes asociaciones de caridad como la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer y Campamento Converge, lugar donde se realizan actividades de recreación personas con discapacidad mental.

Además, la joven visita diariamente diferentes asilos de ancianos de la capital para alimentar y compartir con adultos mayores, a quienes considera sus amigos.

Pasando de un tono amable a uno más serio, Irías dice querer cambiar el concepto que la mayoría tienen sobre las personas con discapacidad mental. “Ellos tienen una condición, pero son tan capaces como nosotros, tal como es el caso de Edgar, que trabaja y ayuda a su mamá. Él asiste a Converge”, añadió.

La estudiante de derecho se dedica a ayudar personas con diferentes discapacidades y condiciones de pobreza extrema desde que estaba en la escuela primaria. Una voluntad que según ella, Jesús puso en su corazón.

En opinión de la joven, “lo más importante es dar un pedacito de nuestro corazón. El dinero es importante, claro que sí. Pero las personas también necesitan amor, necesitan un consuelo y una ayuda”.

El poder de las redes sociales

La capitalina de 19 años cuenta que, en ocasiones, ha ayudado a personas que ha encontrado con necesidades en las calles de Tegucigalpa. Lo hace compartiendo su ubicación con sus amistades para que puedan colaborar con víveres o utensilios de primera necesidad a quien sea que lo necesite.

Andrea sueña con crear una fundación de beneficencia que aproveche el alcance e inmediatez de las redes sociales para ayudar a otros. “En redes sociales todo se hace viral en un instante. Mi idea es compartir el testimonio de personas con necesidades para conseguir ayuda lo más pronto posible”, dijo.

Por ello, espera comenzar con un proyecto que le permita ayudar a más personas tanto dentro como fuera de Tegucigalpa, tejiendo así una red de amor y solidaridad.

Lea también: CATRACHO EJEMPLAR | El “profe” Saúl, un matemático que ayuda a través de YouTube

La importancia de regar bien el semillero

Ayudar a un niño es lo más importante para la universitaria, esto ya que opina que en cada niño está el futuro del país.

En su opinión, un gesto de buena voluntad podría cambiar radicalmente la vida de un niño o niña. “Ayudar a un niño quizá no cambie el mundo, pero sí cambiará el mundo para ese niño”, opina.

“No hay que hacer las cosas por lo que el hombre dice, hay que hacerlas porque llenan el corazón de quien las necesita”, concluyó.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0