Mericis y Esthefani, historias de mamás solteras: el desafío de miles de hondureñas

809
Maternidad en soltería Honduras
Más de un tercio de las mujeres del país que son madres, son a la vez jefas de hogar, según cifras del ODU. El 65 % de las madres solteras tampoco tiene trabajo, dedicándose a actividades por “cuenta propia”

REDACCIÓN.  Mericis Yolany Fuentes Sánches es una hondureña de 41 años de edad, madre de familia, trabajadora, responsable, honrada y luchadora, quien labora como empleada doméstica para llevar el pan de cada día a su hogar.

Ella, hace algunos años, deseaba casarse y construir un hermoso hogar al lado de un hombre bueno, respetuoso, responsable y ante todo que la quisiera. Con el pasar del tiempo encontró a la persona ideal para ella y con quien formaría una bella familia.

Mericis, formó su hogar y dio a luz a un hermoso bebé que la llenó de dicha y felicidad. El sueño de ser madre se había hecho realidad. Tenía todo aquello que había deseado, sin saber, que con el tiempo dicha satisfacción iba a quedar en el recuerdo. Cuando su hijo apenas tenía tres años de edad una desgracia sucedería en el núcleo de su hogar. La familia y los sueños que había construido al lado de su amado quedarían desfragmentados de por vida.

Su pareja, el padre de su vástago, sufriría un terrible incidente que la dejaría marcada de por vida. Su compañero de hogar sufrió un infarto que le quitó la vida, dejando a su esposa e hijo con una pérdida irreparable.

Mericis, quedó devastada con la muerte de su pareja, sentía que el mundo se le había venido encima y que la vida era injusta con ella. Pero, eso solo era el principio de todos los obstáculos que debería de pasar para salir adelante.

Cubrir necesidades 

Siendo ama de casa y, ahora, madre soltera debía buscar la manera de cubrir las necesidades que su hogar requería. Sabía que no iba a ser fácil, pero no se daría por vencida. Sin la experiencia laboral necesaria, decidió aventurarse en conseguir una forma de ingreso para llevar alimento a su hogar.

En su búsqueda asegura que recibió humillaciones, malos tratos y poca compresión, ya que consideraba que por ser madre soltera era tachada y no obtenía un trato digno ni igualitario.

La discriminación – dice – se percibía a flor de piel, no solo en el área laboral sino, también, en la social, ya que la sociedad estigmatiza a las madres solas. Llegó un punto donde no tenía que darle de comer a su hijo, no le alcanzaba para comprarle la leche y sus pañales, las deudas iban incrementando, los recibos de servicios públicos llegaban cada mes y ella sin ningún lempira en su bolsa. La pobreza la estaba consumiendo lentamente.

Mericis, quedó devastada con la muerte de su pareja. Sentía que el mundo se le había venido encima y que la vida era injusta con ella.

Cifras alarmantes

Mericis Fuentes es solo uno de los miles de rostros que tiene en Honduras la maternidad en soltería.

El fenómeno, lejos de disminuir, va aumentando en Honduras. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en 1988 las cifras de madres solteras llegaban al 20.6% y un año después aumentaron a 32.9%, cifra que descendió en 2012, aunque con los años, nuevamente, se incrementó.

De acuerdo con otro estudio publicado por el Observatorio Demográfico Universitario (ODU), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), correspondiente al año 2019, dos millones 90 mil 564 (2, 090, 564) mujeres en Honduras eran madres, es decir el 23% del total de la población en el país.

Además, el mismo estudio, refleja que, en el año 2019, del total de las mujeres madres en el país, el 33% fueron identificadas como jefas de hogar. Ese porcentaje representa alrededor de 700 mil mujeres viviendo la maternidad en soltería.

En otras palabras, una tercera parte de las mujeres madres en el país está a cargo de sus hogares, sin contar con el apoyo paternal. La mayor concentración de jefaturas de hogar lideradas por madres se encuentra en el municipio del Distrito Central.

Según la distribución geográfica, las madres jefas de familia están ubicadas en mayor concentración en las ciudades pequeñas y medianas del país, con un 43.7%, a diferencia del área rural, donde el dato cae a un 34.1%.

Una tercera parte de las mujeres madres en el país está a cargo de sus hogares, sin contar con el apoyo paternal.
Le puede interesar: Suyapa Sosa pide no visitar a las madres, para no cargar «con la culpa de su muerte»

Otra de las cifras alarmantes reveló que el 37.8% dijeron ser madres viudas, convirtiéndose en el principal factor que las obliga asumir el rol de jefas de hogar. Sobre la ocupación de las madres solteras, el ODU encontró que el 64.9% se dedica a actividades por “cuenta propia”, es decir, son mujeres que resuelven sus vidas y las de sus familias estableciendo sus propios negocios.

El ODU las califica como “emprendedoras en diferentes actividades económicas, sobre todo desde el contexto informal”. El segundo lugar de las ocupaciones de las madres solteras es el trabajo doméstico.