Conozca por qué muchos exámenes médicos deben hacerse en ayunas

417
exámenes médicos
De acuerdo con los expertos, la principal razón por la que ayunar es obligatorio, es debido a la alteración que provocan los componentes de los alimentos en los parámetros de la sangre.

REDACCIÓN. Quizás una de las cosas más incómodas al momento de realizarse exámenes médicos, en especial el de sangre, es el hecho de tener que evitar la comida más importante del día, el desayuno, debiendo acudir al médico con un estado de ánimo bajo. ¿Pero por qué se debe ir en ayunas?

La norma más importante cuando se van a realizar ciertos exámenes médicos, es no haber comido en las últimas 8 horas. Es decir que no se debe desayunar, todo esto para evitar un mal resultado en los exámenes. ¿Cómo la comida altera un análisis médico?

De acuerdo con los expertos, la principal razón por la que ayunar es obligatorio, es debido a la alteración que provocan los componentes de los alimentos en los parámetros de la sangre. Es decir, en los niveles de colesterol, triglicéridos, glucosa, transaminasas u otros resultan erróneos.

Lo anterior, se debe a que los macronutrientes presentes en las comidas (grasas, azúcares, proteínas y vitaminas) interfieren en la sangre y cambian por completo los resultados reales del análisis.

Además, cuando se ingieren alimentos ricos en grasas antes de los exámenes, al momento de ver la sangre a través del microscópico, la imagen estará repleta de manchas amarillas a causa de los lípidos presentes.

Lea también: La «magia» detrás de pedir deseos a las 11:11 ¿Lo has hecho?

Sustancias que entran a la sangre dañan los equipos

Otra razón se relaciona a los equipos médicos usados en los exámenes. Estos están diseñados para trabajar con sangre limpia, y al desayunar, algunas sustancias entran en la sangre haciéndola más turbia, lo que genera daños en los equipos.

Aunque ya varios estudios afirman que ingerir un desayuno sano antes de los análisis médicos no provocará alteraciones en los resultados, los bio-analistas exigen a sus pacientes estar en ayuno para evitar el más mínimo error en la muestra.

De hecho, los bebés en período de lactancia no deben cumplir este requisito cuando van a realizarse exámenes de sangre. Ellos no pueden pasar 8 horas sin comer y además, la leche materna no tiene altos niveles de grasa.

Respecto a los exámenes de orina, la razón por la que los médicos exigen que sea la primera de la mañana, es porque posee mayor concentración. O sea que recoge todos los desechos producidos por los riñones durante la noche.

De igual forma, se recomienda recoger la orina en su tramo medio, y no al inicio o al final. Eso se debe a que la mayoría de las bacterias infecciosas aparecen después de empezar a orinar.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn