16.4 C
Honduras
domingo, octubre 17, 2021

Santa Bárbara: mata a toda una familia y le caen 120 años de cárcel

Autoridades no especificaron la cárcel en la que el condenado cumplirá su condena

SANTA BÁRBARA, HONDURAS. Un hombre fue condenado a 120 años de prisión por encontrarlo culpable de asesinar a toda una familia en el municipio de Nueva Frontera.

Se trata de Rigoberto Hernández Guzmán, quien se le encontró culpable de perpetrar la masacre de un padre y sus cincos hijos, los cuales asesinó empleando una pistola y arma blanca.

La víctimas de aquella masacre fueron Joaquín Larios Guerra, de 57 años de edad. Y sus hijos: Orlin Omar Larios Urrea, de 19 años de edad, Glendy Yamileth Larios Urrea, de 20 años de edad. Asimismo, a tres menores, los cuales respondían a los nombres de Ingris Yamileth Larios Urrea, de 12 años, Leyter Enedilio Larios Urrea, de 5 años y Joaquín Larios Urrea, de 14 años de edad.

Se supo que una de las víctimas, Glendy Yamileth Larios Urrea, se encontraba en su octavo mes de embarazado.

Además, durante el ataque también resultaron heridas dos personas más: María Luisa Urrea, de 56 años de edad y Jervin Larios Urrea, de 16 años de edad. Ambos lograron escapar del agresor, no sin antes recibir varias lesiones. Ambos sobrevivientes fueron trasladados al hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula.

Tras la ocurrido, elementos de la Polícía Nacional se apersonaron a la escena del crimen para acordonar el área. En esa ocasión no se logró la captura del responsable ya que éste había escapado del lugar.

Captura

Finalmente, fue hasta el año siguiente, específicamente 11 de junio de 2016, que logran la captura de Hernández en el mismo municipio donde ocurrió el hecho.

Durante el juicio, la parte acusadora presentó este martes las pruebas periciales, testificales y científicas que lo acreditaron como responsable del crimen.

Lea también: Bala perdida acaba con los sueños de niña hondureña en Miami


ANTECEDENTE: un condenado más

El pasado 11 de agosto, un sujeto que se declaró culpable ante los Tribunales de haber violado a una niña, fue condenado a 21 años de prisión en la cárcel de máxima seguridad en Illama, Santa Bárbara.

Se trató de Marlon Flores Matamoros. La defensa del imputado informó de la medida de estricta conformidad en la que confesó haber cometido el hecho.

Los Hechos

Según la Fiscalía, el ilícito ocurrió el 13 de octubre de 2016 cuando Flores Matamoros ingresó en una casa en la aldea El Rondón, en Choloma.

Al entrar en la vivienda, se aseguró de que no había nadie, solo una joven estaba bañándose, por lo que la tomó a la fuerza y abusó de ella.

Luego de haber cometido el hecho, robó el celular de la joven y otros dos móviles que estaban en una gaveta de una mesa.

Pruebas de ADN

Después de la agresión, llevaron la niña a Medicina Forense, en donde le tomaron muestras de ADN. Asimismo, también le hicieron análisis psicológicos y con su declaración obtuvieron la descripción del sujeto que había abusado de ella.

Tras la denuncia, las autoridades capturaron al sospechoso y recibió prisión preventiva.

Durante el proceso judicial, la Fiscalía solicitó ante el juez que al imputado se le tomaran muestras para hacer comparación con los restos encontrados en la menor.

Las resultados dieron positivo, por lo que fue prueba suficiente de que Flores Matamoros la había violado.

Por tanto, el imputado aceptó los hechos, y ayer los jueces del Tribunal de Sentencia le impusieron las penas mínimas de los delitos de violación especial y robo.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido