Colombia: Piden a Duque informe del ingreso de militares de EEUU

181
El Consejo de Estado le pidió al presidente Iván Duque información sobre la llegada de militares de Estados Unidos a Colombia.

COLOMBIA. -El Consejo de Estado le pidió al presidente Iván Duque información sobre la llegada de militares de Estados Unidos a Colombia para apoyar la lucha contra el narcotráfico.

El presidente de esta corporación, magistrado Álvaro Namén Vargas, le solicitó al Presidente “un informe oficial” sobre el tema.

“La Corporación que presido tiene especial interés en conocer las razones que sustentan el arribo de la comisión»; también las actividades que se pretenden adelantar y su finalidad”. Se lee en la carta enviada al jefe del Estado.

Y explica que la solicitud se hace teniendo en cuenta que, según la Constitución Nacional, “el tránsito de tropas extranjeras por el territorio nacional demanda la intervención de distintas autoridades del poder público, entre las que se cuenta el Consejo de Estado”.

Tras la llegada de la respuesta oficial el Tribunal tendrá que determinar si para el ingreso se necesitaba un trámite especial.

Llegan como asesores

El gobierno, a través del Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ha señalado que los uniformados vienen como asesores. Además que no estarán en las operaciones y que no se requería pedir permiso al Congreso o al Consejo de Estado para su ingreso.

Igualmente ha señalado que ese apoyo es parte de los convenios entre Colombia y Estados Unidos que tienen más de dos décadas.

El lunes aterrizaron – bajo el mayor hermetismo – en Bogotá los 48 militares estadounidenses. Ellos sonparte de la Misión SFAB – Brigada de Asistencia fuerza de Seguridad -. Vienen a prestar asesoría a las Fuerzas Militares en la lucha contra el narcotráfico.

Aislan a las tropas de EE.UU. luego de su arribo

Aunque inicialmente fuentes de las Fuerzas Militares indicaron que los uniformados aterrizarían en el Fuerte Militar de Tolemaida, se confirmó que el cuerpo élite llegó directamente a la embajada de Estados Unidos, donde se decidió el protocolo para que cumplan su aislamiento obligatorio para frenar la expansión del coronavirus.

El ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, fue citado al Congreso de la República por la llegada de los uniformados. Algunos parlamentarios afirman que la presencia de los militares  requería autorización del ente legislativo.

En tal sentido, el presidente del senado Lidio García recordó que esa corporación era la encargada de avalar el paso de tropas extranjeras por el país.

Trujillo sustentó que «no se trata de paso de tropas» y que la unidad élite «no va a participar en operaciones sobre terreno». Además, su presencia es parte de los acuerdos de cooperación firmados, hace décadas, entre Colombia y Estados Unidos.

La misión de SFAB en Colombia es una oportunidad

A través de un comunicado, emitido la semana pasada, la Embajada señaló que el almirante Craig Faller, comandante en jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Southcom (por sus siglas en inglés), considera que “la misión de SFAB en Colombia es una oportunidad de mostrar nuestro compromiso mutuo contra el narcotráfico y el apoyo a la paz regional, el respeto de la soberanía y a la promesa duradera de defender los ideales y valores compartidos”.

Nota vinculada: https://tiempo.hn/cuatro-helicopteros-blackhawk-uh-60-boeing-ch-47-tgu/

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el 1 de abril que 22 países trabajarían de manera coordinada para frenar el tráfico de drogas desde Colombia, México y Venezuela.

Sustentó su anuncio en que tenían información sobre carteles dedicados al tráfico de drogas. Detallaron que iban a aprovechar la pandemia para transportar más cocaína hacia Norteamérica.

Operación contra Maduro

Y el secretario de Defensa, Mark Esper, afirmó que “el régimen ilegítimo de Maduro depende de los beneficios de la droga para mantener su poder opresor”.

​El exministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, señaló que el componente SFAB brindará a las tropas colombianas más capacidad de control territorial y de desmantelamiento de las estructuras criminales.

Ratificó que este tipo de asistencias se ciñen al marco jurídico definido por el Acuerdo de Asistencia Militar entre la República de Colombia y Estados Unidos de América de 1952 y que tuvo un ambicioso desarrollo con el Plan Colombia, que incluyó el fortalecimiento de la aspersión aérea con glifosato.