CNA: Irregularidades y negligencia en concesión de Aeropuerto Palmerola

388
Aeropuerto Palmerola
El costo total del Aeropuerto Internacional de Palmerola será de $212 millones; al inicio era de $163 millones.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una serie de irregularidades en las disposiciones y cláusulas del contrato de concesión del Aeropuerto Internacional de Palmerola encontró y divulgó en un nuevo análisis jurídico el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

El nuevo informe, según el CNA, contiene todas las inconsistencias en la concesión de Palmerola y fue presentado este lunes.

En su análisis, el ente anticorrupción señala que lo detectado se interpreta desde cualquier óptica como una lista de beneficios a favor del concesionario PIA y que solamente afecta los intereses del Estado de Honduras.

Apuntan que desde el Congreso Nacional fueron aprobados una serie de decretos con los cuales legitimaron el contrato de concesión; cada uno con el visto bueno del Poder Ejecutivo, aclara el CNA, sin importar el riesgo para las finanzas de Honduras.

El ante asegura que no está en contra de la edificación de un nuevo aeropuerto, «dado que la población ha ido aumentando y se necesita generar condiciones propicias para incentivar el turismo».

Lea también – CHICO: Concesionaria “ya agarró jueguito” con Aeropuerto de Palmerola

CNA: Condiciones del contrato solo favorecen al concesionario 

No obstante, se niegan a ver con buenos ojos que un grupo pequeño del sector privado en conjunto con el gobierno han celebrado contratos con vigencia de más de 30 años. En el caso del Aeropuerto Palmerola, todos los beneficios inmediatos y duraderos los absorben los inversionistas.

«Del estudio a la concesión, las adendas y pactos que fueron celebrados previo a la publicación del contrato en mención, se gestaron condiciones que son ampliamente favorables para los inversionistas», especificaron en el documento.

Lo anterior debido a que el Estado es el que está asumiendo la mayor cantidad del costo total del proyecto. Mientras que el canon (impuesto), no representa un ingreso suficiente para Honduras, explican.

El análisis jurídico señala que hubo negligencia convencional «al tenor de la cláusula 10.6». En ese se señala que el concedente, en este caso el Estado de Honduras, deberá ser el responsable de dar mantenimiento, rehabilitación y mejora de las obras viales que dan acceso al Aeropuerto de Palmerola.

«Este hecho acarrea la imposición de mayores gastos versus los ingresos bajos y condicionados a eventos inciertos, bajo un mecanismo acomodado en favor únicamente del concesionario», dice el CNA.

Por otra parte, también indica que debido a las condiciones favorables para el concesionario, el Estado no percibirá grandes cantidades de recursos económicos; por lo cual tachan el contrato de concesión como una mala negociación.

Sumado a ello, al concesionario se le otorgó una exoneración de impuestos a través del Decreto Legislativo No° 30-2016 del 16 de abril del 2016.

De igual interés: ¿Palmerola pide $51,3 millones más? Es falso, dicen la SAPP y concesionaria

«El Estado de Honduras no percibirá ingresos por pago de canon»

El contrato de concesión en referencia al pago del canon establece que «el
pago de canon del 10 % al Estado de Honduras, se hará al superar la cifra de seiscientos mil pasajeros internacionales anuales».

Al respecto, el ente añade que «esta cláusula contractual es completamente desfavorable y representa un mal negocio para las finanzas públicas, ya que esta cifra de pasajeros es extremadamente difícil de alcanzar en el corto plazo».

Concesión del Aeropuerto Toncontín a concesionario PIA

Además, el CNA mostró su preocupación debido a que se está atentando contra la seguridad jurídica. Según lo expuesto por el ente, la licitación no se realizó de acuerdo a lo que manda el artículo 11 del reglamento de la Ley de Promoción de las Alianzas Público-Privadas.

Al contrario, se otorgó de manera directa al concesionario PIA, la operación «temporal» del Aeropuerto Internacional de Toncontín.

Ante ello, el CNA sospecha que el concesionario no «presentó la documentación que acredite la capacidad técnica, jurídica y financiera que cumpla con la normativa vigente para dicho otorgamiento con seis meses de antelación». El ente explica que lo anterior lo solicita la cláusula 8.38 del contrato, «tal como se adecuó en la tercera adenda».

En el análisis, el CNA menciona que se han observado prácticas «colusorias desde la óptica que permiten apreciar disposiciones aprobadas con la suficiente antelación para proveer al concesionario los respectivos escenarios de ventaja».

Además, destaca que al concesionario PIA se le brindaron las condiciones preferenciales para obtener «preminencia» para la operación de la terminal de Toncontín, una vez que terminara la concesión actual.