Captura de ejecutiva de Huawei puede traer “graves consecuencias” para Canadá y Estados Unidos

71
Ejecutiva de Huawei capturada en Canadá.

EE.UU. Meng Wanzhou, hija del fundador (Ren Zhengfei) y ejecutiva de Huawei, fue arrestada en Canadá el pasado 1 de diciembre, por lo que enfrenta cargos de fraude por presuntamente mentir a los bancos sobre el uso de una subsidiaria encubierta.

Según sus acusadores, esa subsidiaria es para vender a Irán en violación de las sanciones, según lo que surgió de una audiencia en Vancouver.

Po lo tanto, la directora financiera global de Huawei Technologies Co Ltd. está acusada de “conspiración para defraudar a múltiples instituciones financieras”. Ella afrontaría una posible condena de más de 30 años de prisión; informó un abogado del gobierno canadiense. Este pidió al tribunal que rechace el pedido de libertad bajo fianza de la detenida.

Ante esta situación, China dejó en claro a Canadá que habría graves consecuencias si no liberaba de forma inmediata a la ejecutiva de la del segundo fabricante de teléfonos inteligentes del mundo.

Esto fue advertido en un comunicado por el viceministro de Relaciones Exteriores de China, Le Yucheng, al embajador de Canadá en Pekín, detallando que el caso  era “extremadamente serio”.

Ante las críticas de China, país con el que Canadá intenta fortalecer los lazos comerciales, el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, ha respondido. Aseguró que la decisión de arrestar a la ejecutiva china fue tomada por la justicia canadiense a pedido de la justicia estadounidense. Esto no tiene intervención política desde Ottawa.

LEA: EE.UU y Canadá acusan de fraude a la directora financiera de Huawei

Crítico para Estados Unidos

El arresto de Meng, de 46 años, pocos días después del anuncio de una tregua en la guerra comercial entre Pekín (China) y Washington (Estados Unidos), enfureció a las autoridades chinas. Esto refleja las dificultades del gobierno del presidente Donald Trump para resolver su creciente conflicto comercial con China.

Por lo anterior, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, ha exigido a EE.UU “que nos proporcionen aclaraciones lo antes posible sobre los motivos de esta detención”.

A corto plazo, la detención de la directora financiera incrementó el escepticismo sobre la tregua comercial que concretaron Trump y el presidente Xi Jinping. Fue el acuerdo que hicieron el pasado fin de semana en Buenos Aires durante la cumbre del G20.

De esa forma, el pasado jueves los mercados bursátiles estadounidenses se desplomaron por los temores de que el pacto por 90 días no durará. Aunque después recuperó la mayor parte del terreno perdido.

Este caso también ha sido objeto de preocupaciones de seguridad nacional por parte de Estados Unidos. Ya que va más allá de aranceles y acceso a mercados.

Recuerde que Washington y Pekín se encuentran enfrascados en un conflicto para decidir cuál de las dos principales economías del mundo ejercerá un dominio. Tanto económico y político durante las próximas décadas.

“Es un asunto mucho más extenso que tan solo una disputa comercial”, dijo Amanda DeBusk, directora de comercio internacional en Dechert LLP. “Decide, en esencia, quién será el líder mundial”.

Fuente: elnuevoherald.com, ambito.com y lopezdoriga.com.