Analista Raúl Pineda: «muertes, fugas y amotinamientos reflejan ingobernabilidad en cárceles»

96
analista Raúl Pineda
Raúl Pineda, analista

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Según el analista Raúl Pineda, las muertes, amotinamientos y fugas de los centros penales suscitados durante los últimos meses en el país, reflejan la ingobernabilidad que existe dentro.

Según Pineda, tras las rejas los presos tiene el control de centros penitenciarios. En consecuencia, detalló a Diario TIEMPO que «el problema de los centros penales en Honduras es multifactorial». Asimismo, explicó que los factores que más inciden es la falta de conocimiento de quienes guían este centro.

Además, el analista aseveró que la rehabilitación ha fracasado en el país, al igual que en muchos países del mundo. Según Pineda, los privados de autoridad en Honduras siguen manteniendo un ambiente de tolerancia y ahora de violencia. Del mismo modo, manifiesta que los presos continúan en comunicación con sus contactos afuera del penal. Además, aseveró que es más fácil conseguir droga en los recintos penales que en la calle.

Lo anterior, «desacredita mucho el sistema en el que supuestamente debería darle seguridad a la ciudadanía, ya que no se puede rehabilitar a sus presos».

Raúl Pineda reconoce que existen algunos avances en cuanto a la infraestructura. Sin embargo, enfatiza que «la política criminal no se resuelve metiendo a la gente a los centros penales; es decir, hace cinco años teníamos poco más de 12 mil presos, hoy tenemos mas de 20 mil, esto no es bueno en ningún sistema de justicia penal que se considere democrático».

Lea también: Director de Centros Penales considera normal riñas, muertes e intentos de fuga en las cárceles 

¿Existe solución a la problemática?

A criterio de Pineda, se debe iniciar un proceso acelerado con sistemas orientados a mantener en ocupación a los privados de libertad. «Los presos en Honduras no hacen nada, ni en favor de las víctimas de sus delitos, ni en  favor del Estado, mucho menos de la sociedad», enfatizó Pineda.

El analista ejemplificó que en otros países los privados de libertad son encargados de elaborar pupitres y placas de vehículos. Según el experto, «más que todo, como una terapia ocupacional y para generar ingresos, parte de los cuales, según la ley hondureña, deben ser pasados a las víctima».

En ese sentido, argumentó que la ruta no será correcta mientras se crea que administrar el sistema penitenciario es construir cárceles. También, Pineda considera que hace falta la clasificación de los presos. A juicio del analista, «grandes depredadores gozan de ciertas comodidades en la cárcel Marco Aurelio Soto. Mientras que otros, que no son tan peligrosos, están sujetos a restricciones de hasta 23 horas en cárcel como Ilama y como La Tolva».

Ausencia de personal calificado

El analista en temas de seguridad, precisó uno de los problemas en el tema penitenciario radica en que no está siendo manejado por expertos conocedores del tema. Sino, por funcionarios que fueron en su momento activistas políticos.

Para Pineda, la seguridad en los centros penitenciarios no es un tema que manejen policías ni militares. De esa manera, recordó que una de las escuelas más famosas en el manejo de los centros penitenciarios es Argentina. «Honduras tiene varios graduados de esa escuela; pero que no están trabajando en su especialidad que es el manejo de centros penales» recriminó el analista.