Director de centros penales considera normal riñas, muertes e intentos de fuga en las cárceles

664
German Magniel
El director de centros penales German Magniel, descarta que estas muertes se provocaran con armas infiltrada en al recinto penitenciario

TEGUCIGALPA HONDURAS. Después de las muertes ocurridas en la cárcel de máxima seguridad en Ilama, Santa Bárbara, el director de centros penitenciarios German Magniel, considera de normales este tipo de situaciones.

“Esto es algo que ocurre en todos los centros a nivel nacional, las muertes las riñas, intentos de fuga, intentos de ingresar armas, drogas, este es el diario vivir de todos los centros penitenciarios a nivel mundial”, explicó.

Además, Magniel lamentó este hecho y explico que el incidente se dio en uno de los módulos de mínima seguridad,  donde se encuentran recluidos reos comunes.

“Sin embargo es un hecho lamentable ya se encuentra una comisión para realizar las pesquisas correspondiente, con el propósito de determinar lo que ahí a sucedido”, agregó.

Por otra parte agregó que ya hay una persona detenida. Mismas que se está investigando para deducir su responsabilidad en los hechos.

“De primera mano podemos decirles que una persona ya fue puesta a la orden de las autoridades correspondientes, José Dionisio Fonseca, quien se cree que se encuentra ligado a estas muertes”, añadió.

“Aparentemente y de una forma preliminar se ha dado a conocer que estas muertes se dieron con algunos objetos corto punzantes hechizos”.

Descartando de esta manera que los incidentes se hayan dado con el ingreso de algún tipo de arma que se haya filtrado al recinto penitenciario.

Elementos de medicina forense se hicieron presente a recinto penitenciario para hacer el respectivo levantamiento de ley.

Lea También: Con arma hecha dentro de cárcel de máxima seguridad mataron a reos en “El Pozo”

“Son las autoridades de medicina forense las encargadas de poder dar en mayor detalle que fue lo que ocasiono la muerte de estas dos personas”, puntualizó.

Las víctimas 

Los reo que perdieron la vida respondían a los nombres de Wilson Fonseca Izaguirre y Elvin Josué Valladares Castellanos. Mismos que estaban recluidos en el modulo numero 4 de mínima seguridad.