24 C
San Pedro Sula
jueves, diciembre 8, 2022

Ana Cruz, una hondureña que arriesga su vida para salvar mujeres

Debes leer

En el recorrido de la vida, muchas mujeres se enfrentan a obstáculos que parecen no tener solución, sin embargo, siempre hay ángeles que extienden su mano y pese al riesgo que implica, deciden ayudarles.

Ana Lisseth Cruz es un ejemplo de lo mencionado, pues es una hondureña, economista, madre soltera, luchadora y directora de la Asociación Calidad de Vida. Ella pelea día a día por hacer cumplir los derechos de las mujeres y para que puedan vivir una vida libre de violencia.

Le puede interesar – Arnold, el ingeniero hondureño que diseña aviones para Boeing

Según contó la catracha, hace más de 20 años que fundaron la asociación y en su camino se han encontrado con casos impactantes, pero que con apoyo, han logrado salir adelante.

Cruz precisó en una entrevista con Diario TIEMPO que ellas en la asociación a las mujeres y niñas, les dan atención multidisciplinaria, psicológica, social, médica, entre otras.

Ana ha dedicado su vida a la lucha para que las mujeres vivan libres de violencia.
Ana ha dedicado su vida a la lucha para que las mujeres vivan libres de violencia.

“Para el empoderamiento, para que, cuando salga (una mujer) de un refugio, pueda tomar sus propias decisiones y sobre todo que haya cortado el ciclo de violencia y no solo ellas, sino que también sus hijos e hijas”, expresó.

Vea la entrevista con Ana Cruz:

 

La hondureña señaló que gracias a la Asociación Calidad de Vida han logrado ser miembros de varias organizaciones a nivel nacional, comisiones interinstitucionales y de igual manera en el ámbito internacional, con las redes de refugios.

“Nuestro trabajo es que las mujeres vivan libres de violencia, que vivan en paz y que se les trate con dignidad. Para ello, también luchamos por leyes. Actualmente estamos abogando por la Ley de Casas Refugio”, comentó.

Para ella, el salvaguardar la vida de las mujeres y niñas es un tema de suma importancia.
Para ella, el salvaguardar la vida de las mujeres y niñas es un tema de suma importancia.

¡Defender la vida de las mujeres!

Ana Lisseth profundizó en ese tema añadiendo que es algo que se les ha hecho difícil, pues llevan más de cinco años, peleando por la aprobación de esta ley. “No sé por qué tarda tanto si es para defender la vida de las mujeres en Honduras”, agregó.

La defensora además indicó que durante su proceso de proteger a las mujeres, también ha puesto en riesgo su vida.

“Sí nos arriesgamos, en varias ocasiones hemos tenido que salir huyendo, junto con mis hijos, ya lo hemos hecho”, externó.

Sobre ese tema subrayó que varias veces les ha tocado enfrentarse a personas agresoras que son parte del crimen organizado, que lo primero que quieren saber es dónde tienen ubicadas a las mujeres.

“Yo como soy la cara de la organización siempre estoy en peligro. Ya una vez el año pasado tuvimos un atentado. Este año nos estuvieron persiguiendo, pero siempre seguimos en esta lucha por las mujeres”, aludió.

Las estimaciones mundiales publicadas por la OMS indican que alrededor de una de cada tres (35%) mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida. La mayoría de estos casos son violencia infligida por la pareja.

 

 

 

Ana ha salvado la vida de muchas mujeres víctimas de la trata de personas.
Ana ha salvado la vida de muchas mujeres víctimas de la trata de personas.

Encontró su pasión en el apoyo a las mujeres

Para Ana, uno de los obstáculos más grandes que se le han presentado, es no tener una vida propia, pues se dedica completamente a la protección de las mujeres.

“Mis hijos han crecido en la organización, toda la vida ahí han estado, mi último hijo tenía hasta su cuna ahí, fue criado y amamantado, cuando fue a la escuela, el bus lo iba a recoger y a dejar”, aseveró.

La catracha además relató que aunque se presente como un reto el hecho de estar 24/7 en la asociación, lo hace con toda la pasión.

“Yo soy madre sola y he tenido que ver cómo crío y educo a mis hijos”, dijo.

Por otro lado, manifestó que gracias a su labor, este año 2022, la reconocieron con el premio Quetglas 2022 de la Fundación Obras Sociales Vicentinas.

La hondureña ha recibido diferentes reconocimientos.
La hondureña ha recibido diferentes reconocimientos.

Sumado a eso, detalló que ha recibido galardones de organizaciones internacionales por su lucha contra la violencia.

“Fui reconocida como una de las lideresas, que apoyan en la erradicación de la violencia contra las mujeres. También somos partes del programa de líderes mundiales del Departamento de Estado de Estados Unidos, son algunos reconocimientos”, expresó.

Un recuerdo de Ana

Al hacer memoria de las vivencias que ha tenido y las historias que le ha tocado saber, la hondureña rememora algunos específicos y según sostiene: “No todos son bonitos”.

“Recuerdo que una vez acogimos a una mujer y a su hijo, la teníamos en un refugio, pero nos dimos cuenta que el niño que andaba, no era de ella y hasta la andaban buscando. Entonces, cuando se dio cuenta que nosotros íbamos a intervenir, ella quebró una de las ventanas y me puso el vidrio en el cuello”, mencionó.

Ana indicó que afortunadamente la mujer no pudo lograr nada, pues llegaron sus compañeras y le quitaron el vidrio.

Finalmente, la hondureña envió un mensaje a las mujeres:

“Si están en una situación de violencia, recuerden que hay salida, hay luces de esperanza, pueden abocarse a organizaciones como la nuestra en donde no les vamos a exigir que pongan una denuncia , porque sabemos que tienen miedo, reconocemos el miedo”.

Su sueño es seguir con la lucha y continuar cambiando la vida de muchas mujeres.
Su sueño es seguir con la lucha y continuar cambiando la vida de muchas mujeres.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido