Agonía en la educación: «Mi hijo vende tareas; no tengo dinero, no hay internet»

289
educación
La educación constante a través de internet no es una opción válida para muchas familias hondureñas. La instalación no existe en muchas áreas y los recursos económicos son limitados.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La pandemia lo cambió todo. La educación, aún de los más pequeños, se vio forzada a una migración hacia vías alternativas. Desde el gobierno se designó que la enseñanza se transmitiría por radio y televisión.

Pero, además de esos espacios reducidos en los medios de comunicación, se concedió el permiso para buscar modalidades virtuales para proseguir con la transmisión de conocimiento. Sin embargo, la situación actual desnudó aún más las brechas sociales.

Se evidenció que el mundo digital es un privilegio que no todos tienen en Honduras. La infraestructura no está y los recursos para opciones efímeras tampoco están a la orden del día.

Lea también – Unicef: Pandemia impactó educación de 2,5 millones de niños y adolescentes en Honduras

Una realidad innegable

Recién, circuló en las redes sociales y grupos de Whatsapp un audio que revela, desde la voz de una madre afectada, cuál es la realidad de miles de familias.

Ella se dirigió hacia una maestra y, entre muchos reclamos, le pidió que sea más consciente. Denotó hasta frases y un tono amenazante, lo que también conlleva un riesgo.

«Mire profesora, yo ya le dije, mi hijo no se va a quedar porque yo no soy monigote de ninguna de ustedes. Ahí me disculpa; usted debería de saber quién soy. Mejor llévesela ‘pianito’. Mi hijo está vendiendo las tareas que puede porque no todos los días goza de internet, porque no tengo dinero», comenzó diciendo la fémina, con notable molestia.

Después, aseguró que, si ella consigue 20 lempiras, no lo gastará en «meter» internet solo porque a la docente «le dé la gana de mandar tareas». Seguido, mencionó que los maestros no deben darle plazos a los alumnos, porque, «si no hay internet, no hay internet».

«A veces trato de conseguir (conexión) para que él haga sus tareas. Pero yo no lo tengo sólo a él; tengo más hijos en la escuela que también necesitan internet. No es porque a ustedes les dé la gana que voy a dejar a uno pegado ahí», concluyó la madre.

Diario TIEMPO Digital indagó y conoció que el audio se envió a una profesora de un centro educativo público de la colonia Germania en la capital. Así como ella, un sinnúmero de hondureños sostiene vivencias similares. ¿Qué hará Educación al respecto? Los meses avanzan, y el año lectivo «prosigue».


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo