Revés a los abusos, ilegalidades y prácticas corruptas de la OABI

-----La condena contra un exdirector de esta institución parece abrir la ruta de rectificación y castigo a la cadena de abusos de esa institución

906
OABI
La OABI ha desaparecido ganado de los Rosenthal. También lo ha prestado a fincas de Gracias, Lempira. Asi era el hato que había en Lima Corral.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Las corruptas prácticas de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), en su función de «administrar» los bienes incautados, comienzan a ser castigadas por la justicia en Honduras.

Estos abusos han tenido como responsables visibles a los exdirectores a cargo de la dirección de la OABI en los períodos del 2013 y 2015.

Por muchos años ese patrón de abusos e ilegalidad han sido denunciados, especialmente por los abogados de Inversiones Continental y la familia Rosenthal.

La primera señal de rectificación y castigo se asomó el viernes cuando se le dictó auto de formal procesamiento al exdirector, Omar Humberto Zúniga.

Zúniga se le acusa del delito de abuso de autoridad en relación a una subasta anticipada y subvaluada de semovientes. Esta práctica no es nueva y ha sido el sello de los directores del OABI.

Lea también: Inquietante revelación: ganado bajo control de OABI muere por Brucelosis

Mala fe de la OABI

La  “mala fe” de la OABI en contra de la familia Rosenthal ha quedado registrada en muchas ventas de ganado y propiedades. En la mayoría de esos casos hubo subvaluaciones y toda clase de maniobras para perjudicar a esa familia de reconocida trayectoria.

El abogado de Inversiones Continental, Marlón Duarte, ha denunciado que la OABI vendió ganado de raza Brahman en precios irrisorios que rondaban entre los 12 y 15 mil lempiras.

Pero OABI no sólo a Inversiones Continental ha perjudicado. En una ocasión, un fuerte número de trabajadores evitó que la OABI se llevara alrededor de 300 cabezas de Ganado. Ese hato estaba  en una hacienda ubicada en el departamento de Choluteca. Temían que fuera vendido a precios bajos.

La OABI también no ha sido negligente en el cuidado del ganado.  Esa institución, por ejemplo,  permitió la  muerte de varias cabezas de ganado que estaban bajo su custodia en Ocotepeque. Esa negligencia salió a flote cuando esa institución trataba de trasladar parte del ganado sobreviviente a Olancho.

La OABI se defendió aduciendo que el ganado presentaba enfermedades de Brucelosis Bovina y tuberculosis.

Le puede interesar: Sospechoso traslado de ganado de raza asegurado por OABI

Más ventas irregulares

Aparte de la venta de ganado, el representante legal de los Rosenthal ha denunciado otras irregularidades. Por ejemplo,  maquinaria y carros de la empresa Alimentos Continental y Canal 11, se han subastado a precios irrisorios.

Además, se ha denunciado el saqueo de varias viviendas de esa familia sampedrana.

Otra de las irregularidades de la OABI es que no tienen la capacidad de vigilar los bienes a ellos encomendados. Un ejemplo, es la bodega de un edificio incautado a los Rosenthal; ese inmueble era utilizado por una banda de delincuentes.

En el edificio en «custodia» de la OABI capturaron una banda de asaltantes de camiones que la tenían como sede.

Duarte en varias ocasiones ha pedido  a  la OABI un listado de los bienes de la familia Rosenthal bajo su custodia. OABI se ha resistido a revelar esa lista pues siguió su estrategia de subvaluar para vender.

Investigaciones ATIC

La desconfianza con el proceder de la OABI ha llegado al grado que hasta  la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), ha tenido que intervenirla.

La ATIC y la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC),llegaron a las instalaciones de OABI a decomisar varios documentos, el año pasado.

Esto con el fin de aclarar varias líneas investigativas, especialmente sobre el manejo de los fondos incautados.