SAN PEDRO SULA. Una fémina fue capturada la mañana de hoy viernes por estar supuestamente vinculada en el caso de la muerte del joven Cristopher Portillo, hecho registrado ayer jueves por la tarde en el centro de la ciudad.

La mujer responde al nombre de Ilsa Rebeca Cruz Pacheco, de 32 años de edad, le decomisaron un automóvil tipo camioneta, marca CVR y placas PDX 2939

Supuestamente, la arrestada se dedica al lavado de activos y fue sorprendida con 80,000 dólares en sus lugar de trabajo. Se conoció que ella y su esposo eran personas que se dedicaban a lavar dinero.

Asimismo, a distribuirlo entre los cambistas, motivo por el cual dos miembros de la Dirección de la Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) transitaban por la zona. Pero los cambistas les impidieron ejecutar su inspección.

Tras el intercambio de palabras, los agentes se vieron obligados a salir del lugar porque una turba de más de 100 personas iban tras ellos para golpearlos. Pero fue en ese momento que pasó una patrulla de la Policía Nacional. Quienes acudieron de inmediato a subirlos y llevárselos.

repartidor de comida en San Pedro Sula
El muchacho trabajaba en el centro de San Pedro Sula

También se supo que la mujer será presentada hoy por la tarde ante un juez de juridicción nacional. Lo anterior, para la audiencia de declaración de imputado.

Nota relacionada: “Uno de la turba lo mató y está plenamente identificado”, dice Policía

El cuerpo del joven Cristopher Portillo, de 18 años de edad, quedó ensangrentado sobre
la acera de la 4 calle, 7 avenida del referido barrio. Según las pesquisas iniciales de las autoridades, el incidente se produjo cuando una turba enardecida estaba siguiendo a una patrulla que llevaba a dos personas que miraron con actitudes sospechosas y a quienes
señalaron como delincuentes. Pero que después los confirmaron como agentes de la Lucha Contra el Narcotráfico. Quienes restaban realizando labores de investigación en la zona y a los que tuvieron que auxiliar.

CONMOCIÓN POR MUERTE DE JOVEN

Videos del hecho difundidos en las redes sociales muestran que la patrulla con los agentes encubiertos llegó a la 4 calle y aceleró dejando a la turba en la esquina. Es en ese momento que se observa que un sujeto saca un arma. Asimismo, pide a los agentes que se regresen. Acto seguido se escuchan dos disparos y alguien grita: «¡se echaron a uno!».

En un inicio, testigos de la escena manifestaron que los responsables de la muerte del joven supuestamente son agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI). Pero dicha versión después la desmintieron las autoridades.

Patrulla que fue captada por ciudadanos mientras se registraba el suceso. 

Noticia en desarrollo