Más de 100 incendios han consumido 2,600 hectáreas de bosque en 2018

113
incendios
Desde que la Ley Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre fue publicada en el diario oficial La Gaceta, solamente dos sentencias condenatorias fueron emitidas por el delito ambiental de quema de bosques.

Tegucigalpa, Honduras. Todos los años en Honduras se registran incendios forestales que dejan grandes pérdidas en los bosques tras ser consumidos por las llamas. Según datos del Instituto de Conservación Forestal (ICF), 103 incidentes se han registrado en Honduras en lo que va del 2018.

También, el ICF especificó que los siniestros destruyeron 2,600 hectáreas de bosques. Los departamentos más afectados son Francisco Morazán, Choluteca y Ocotepeque.

En enero del 2018 se reportaron 18 incendios forestales a nivel nacional. Es decir, doce menos en comparación con el año anterior.

En relación a años anteriores

En febrero del año pasado se reportaron 98 incendios en el territorio nacional. El ICF, hasta junio de 2017, computó 892 conflagraciones en el territorio nacional. En ese sentido, destruyeron unas 36,000 hectáreas en zonas boscosas.

Abril de ese mismo año fue el mes que tuvo el mayor número de incendios con 460 a nivel nacional. Esto, con una cantidad de área forestal afectada de 14,923 hectáreas.

El año 2012, donde hubo menos reportes de incidencias forestales, con un total de 411; los cuales dejaron 51,265 hectáreas afectadas a nivel nacional. Sin embargo, en el 2011 se reportaron 1,846 conflagraciones que dejaron alrededor de 85,343 hectáreas afectadas. La más alta de los últimos años.

Desde el año 2010 hasta la fecha se estima una incidencia promedio de 1,017 incendios anuales que dejan 57,446 hectáreas consumidas a nivel nacional.

Causas

Los datos estadísticos del Instituto de Conservación Forestal revelan que el 95 por ciento de los incendios son iniciados por acciones de pirómanos.

Castigo

El cuerpo normativo es papel mojado. No tiene vinculación alguna, a pesar de que define todo un catálogo de delitos que castigan con un promedio de penas de entre seis y 12 años de cárcel.

La ley cita que “quien cause incendio en bosques poniendo en peligro la vida, la integridad corporal o el patrimonio de otros, será sancionado con la pena de reclusión de seis a 12 años”.

Agrega que “quien cause incendio de manera culposa será sancionado con pena de seis meses a nueve años de reclusión, según lo estipulado en el Código Penal vigente”.

Capturas

Desde que la Ley Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, se publicó en el diario oficial La Gaceta, solamente dos sentencias condenatorias se emitieron por el delito ambiental de quema de bosque.

En mayo de 2015, un Tribunal de Justicia condenó a ocho años de cárcel a Alejandro Maldonado de 60 años; se le acusó por ocasionar un incendio forestal en el departamento de Olancho.

Al hombre se le capturó en flagrancia a mediados de abril de ese año. Fecha en la que se desató el siniestro en la ruta que comunica Guaimaca, Francisco Morazán, con el municipio de Campamento.

Dos años después, se dio a conocer de un pirómano, identificado como Carlos Efraín Acosta Arita. El implicado recibió una resolución penal que lo envió a la cárcel por ocho años.

Al imputado le señaló la Fiscalía Especial del Medio Ambiente. Por lo que se le encontró culpable de incendiar un área protegida de la sub-cuenca del Río del Hombre, en Zambrano, Francisco Morazán.

Siempre en 2017, el Ministerio Público (MP) logró que se dictara prisión preventiva por “incendio forestal culposo”. Lo anterior, contra dos sujetos de nombre Miguel Rodas y Marco Tulio Rodas Cruz.

Ambos habían intervenido en una conflagración provocada en el municipio de Ojojona, Francisco Morazán.