SANTIAGO. Un sin fin de ciudadanos están listos para conmemorar el aniversario del inicio de la crisis social, la cual terminó con el espejismo de la aparente prosperidad de Chile, puesto como ejemplo de exitoso modelo económico.

La población del país sudamericano decidirá la próxima semana, si deja atrás o no, la Constitución heredada por la dictadura de Augusto Pinochet.

Ni las permanentes represiones de los Carabineros en las calles, han evitado las convocatorias a través de redes sociales para manifestarse. Esto, el próximo domingo con el fin de recordar ese 18 de octubre de 2019, cuando un inédito y masivo cacerolazo cambió la historia de Chile.

Protestas y represión en Chile
Un masivo cacerolazo dio inicios a la crisis social que ahora atraviesa Chile.

Plaza Italia, el bastión de los protestantes en Chile

El punto central de la protesta será la Plaza Italia que, desde hace un año, los manifestantes rebautizaron como la Plaza Dignidad. Mientras tanto, el gobierno ya anunció un operativo con más de 40.000 efectivos de seguridad.

Por ahora, la tensión social es evidente, y combina la expectativa y movilización política rumbo al plebiscito del próximo 25 de octubre. Lo cual, conjuga con la escasa popularidad del gobierno de Sebastián Piñera.

Además, con las restricciones de movilidad que rigen por la pandemia de coronavirus y los frecuentes episodios de violencia. Mismos en los que está involucrado el cuerpo de Carabineros.

Nota relacionada: Más protestas en Chile; Decretan toque de queda por quinto día consecutivo

En las últimas semanas, esta fuerza policial protagonizó escándalos por el uso indiscriminado de balas de gomas, gases lacrimógenos. Igualmente, chorros de agua en contra de manifestantes en las recurrentes protestas sociales.

Uno de los casos que causó mayor conmoción fue el de un efectivo que tiró a un adolescente desde un puente durante los desalojos.

Amnistía Internacional acusa a Carabineros por represión durante protestas

Asimismo, un informe que Amnistía Internacional (AI) publicó esta semana, acusó a Carabineros de haber cometido violaciones a los derechos humanos. Eso, durante las protestas multitudinarias, realizadas del 18 de octubre al 30 de noviembre del año pasado.

En el documento, la organización también señaló que, en ese periodo de protesta social, más de 12.500 personas tuvieron que ser llevadas a urgencias médicas. De estos, por lo menos 347 sufrieron lesiones oculares, en gran parte por los balines que dispararon los carabineros.

Igualmente, agregó que, según datos de la Fiscalía Nacional, hubo 5.558 víctimas de violencia institucional, ya sea por heridas de armas de fuego o lesiones graves. Entre ellas, niños, niñas y adolescentes, y los carabineros están señalados como responsables en 4,170 denuncias.

A los policías de Chile también los acusaron por 246 víctimas que sufrieron violencia sexual. De las cuales, seis denunciaron penetración sexual con un objeto; dos, violación sexual, y una violación múltiple. Además de que están en marcha otras 134 investigaciones por tortura y 4,158 por apremios ilegítimos y malos tratos.

Por su parte, Carabineros de Chile rechazó las acusaciones en un comunicado. Consiguiente, lamentaron que Amnistía Internacional haya dado por probadas denuncias graves, que aún están bajo investigación.

Fuente: RT


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn