Más protestas en Chile; Decretan toque de queda por quinto día consecutivo

308
Manifestantes protestan contra el Gobierno de Chile por quinto día consecutivo este miércoles.

Santiago de Chile. Cientos de miles de personas se echaron este miércoles a la calle para demostrar su rechazo al presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Tambien para dejar patente que la batería de reformas sociales que anunció en la víspera para apaciguar los ánimos no ha hecho sino avivar el descontento popular.

Si el objetivo de las protestas, que cumplen este miércoles seis jornadas y dejan ya al menos 18 fallecidos, entre ellos un menor y cuatro ciudadanos extranjeros, era mostrar el enojo por las desigualdades sociales, ahora apunta cada vez más directamente contra el mandatario chileno.

Chile: Ni el perdón detuvo las protestas

Ni pedir perdón por una falta de mira hacia los problemas ciudadanos, ni anunciar mejoras en las pensiones; tampoco las alzas de los salarios y el precio de los medicamentos le sirve de momento a Piñera. Ninguna de esas mejoras ha podido convencer a estas alturas a una población cansada de promesas. Tambié huérfana de resultados.

Un hartazgo que se ha expresado con fuerza en la primera jornada de huelga general convocada para este miércoles. La jornada ha sido secundada de forma masiva desde que se levantaron los numerosos toques de queda. Estas restricciones rigieron en la pasada noche, como en otras anteriores, en ciudades, provincias y regiones enteras desde la frontera con Perú hasta el Cabo de Hornos.

Masivas concentraciones en Chile

La iniciativa ha logrado reunir este miércoles a alrededor de 100.000 personas de toda clase y condición. La cita se llevó a cambo en la céntrica Plaza Italia de Santiago. A decenas de miles en ciudades como Valparaíso, Concepción, La Serena o Curicó, que sale a pedir cambios más profundos que los anunciados por Piñera.

La prensa ha destacado que las barras bravas de los tres principales equipos de fútbol del país unieron sus fuerzas. Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica históricamente han estado enfrentadas entre sí. Esta unión es para protestar en la calle contra la desigualdad social.