ONU condena violencia en manifestaciones y pide a Honduras investigación

120
violencia en protestas del 15 de septiembre
Cortesía. La manifestación se realizaba de forma pacífica pero terminó en un enfrentamiento entre policías y obreros.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En el 199 Aniversario de Independencia de Honduras, se realizó una manifestación en Tegucigalpa que culminó en una batalla campal entre policías y manifestantes del sector obrero que dejó detenidos y un herido de gravedad.

Ante ello, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) condenó la violencia que quedó registrada en vídeos.

La OACNUDH demandó las autoridades de Honduras a realizar una «investigación exhaustiva» de los incidentes violentos del 15 de septiembre. 

«En el contexto de las manifestaciones del día de hoy (ayer), OACNUDH recibió información preocupante sobre un posible uso desproporcionado de la fuerza en contra de manifestantes por parte de cuerpos policiales», indicaron en un mensaje de Twitter.

Cabe mencionar que la protesta que comenzó y se desarrolló de forma pacífica fue disuelta con gas lacrimógeno. Asimismo se utilizaron cañones de agua para disolver a los representantes de los sectores populares.

Los manifestantes, miembros de las centrales obreras del país, marcharon desde el bulevar Comunidad Económica Europea, hasta el centro de la capital.

Durante su trayecto, fueron resguardados por un contingente policial; los agentes estaban provistos de bombas lacrimógenas y tenían el apoyo de una tanqueta equipada con un cañón de agua.

Lea también: Por irresponsabilidad de los hondureños no avanzamos a la «fase 2»: Cordero

Batalla campal entre policías y manifestantes

La batalla campal dio inicio cuando se produjo el estallido de unos morteros durante la lectura de un manifiesto donde exigían el esclarecimiento de la desaparición de cinco jóvenes afrodescendientes desde el 18 de julio pasado.

Sin embargo, durante una transmisión vía Facebook, se observó cuando un miembro de la policía lanzó una bomba lacrimógena en sus pies.

Ante dicha acción de «provocamiento», un grupo manifestantes encaró a varios policías. Ahí se desató el enfrentamiento: hubo piedras de un lado, gas lacrimógeno, toletazos y agua del otro.

El lío se extendió por un periodo no mayor a media hora por varias calles de la antañona Real de Minas. Producto del enfrentamiento, sobretodo del gas lacrimógeno, varias personas resultaron con afectaciones respiratorias.

Sin embargo, fue un joven que se llevó la peor parte. Él resultó con varias heridas en sus ojos, a tal grado que fueron necesarias varias suturas en sus parpados.

Según trascendió en horas de la noche de ayer, al joven se le realizaría una evaluación para conocer más a fondo la afectación en sus ojos.

joven ojos heridos


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn