SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Un joven que había sido reportado como desaparecido, fue encontrado muerto la mañana de este martes en Cablotales, sector conflictivo Rivera Hernández.

Se trata de Denis Mauricio Vega, de 27 años de edad, quien residía en la colonia El Paraíso, sector #2.

Según se informó, Vega salió hoy martes a eso de las 6:00 de la mañana a trabajar cuando de repente sujetos desconocidos lo abrazaron. Esto, sin decir nada y se lo llevaron del lugar, según el testimonio de la madre.

Luego, los familiares de este comenzaron a llamarlo por teléfono. Lo anterior, porque no llegó a su destino inicial que era el lugar donde trabajaba. Denis les contestó una llamada, pero ellos al teléfono escucharon cómo otra persona le arrebataba el celular. Además, cortándole la comunicación vía teléfono con ellos.

Finalmente, el cadáver del joven fue hallado con una bolsa plástica en su rostro y varios impactos de bala. Las autoridades llegaron al lugar y acordonaron la escena del crimen y
realizan las investigaciones del caso. Ya que se desconoce la identidad de los hechores y el móvil del asesinato.

Lea también: Al empresario Gustavo Canahuati le cortaron un dedo y luego lo estrangularon

Montañita en la que encontraron al joven hombre la mañana de este martes.

ANTECEDENTE

En noviembre pasado, tras haber sido velada y sepultada la fisicoculturista Leyla Sarah Ebanks Gavarrete, de 30 años de edad, se dio a conocer que supuestamente los victimarios le querían sacar información de su esposo y ante la renuncia, decidieron torturarla y la asesinaron.

Aunque inicialmente se había dicho que la pareja de la víctima estaba fuera del país, luego trascendió que el hombre fue capturado y señalado del delito de robo en
Villanueva.

“Le mataron sus sueños, ella era mi respaldo y el de sus hermanos”, exclamó entre dolor y lágrimas la mamá de Leyla. “Yo pido justicia; su muerte fue por envidia, por ahí le vino eso (la muerte). Ella no se metía con nadie, era una mujer sana”, manifestó la progenitora de la víctima, quien se identificó como Zarah Evanks.

La acongojada señora dijo que tras que su otra hija le informó del rapto, ella se apersonó a la 105 Brigada de la ciudad de San Pedro Sula. Lo anterior, para solicitar ayuda; pero no le dieron respuesta alguna.

LA TORTURARON

A la Policía la alertaron habitantes de la Rivera Hernández. Por lo que se movilizaron hasta el lugar; pero la crecida del Río Chamelecón en las últimas horas movió el cadáver de la fisicoculturista, terminándolo de llevar a un crique que conecta con San José del Boquerón, sector Ticamaya. Lo anterior, dificultó la búsqueda por parte de las autoridades; sin embargo, las autoridades finalmente lograron ubicarla y ya en estado de descomposición.

Los tatuajes característicos de Ebanks y también la ropa que portaba, son los que ayudaron a confirmar a los parientes que sí se trata del cuerpo de ella. A Leyla la encontraron señales de tortura, la decapitaron. Además, la ataron de sus manos, amarraron su cabeza con un trapo de color negro y la metieron dentro de una bolsa. Asimismo, sus victimarios le cercenaron de raíz el pecho izquierdo.