Juan Carlos Elvir: «Reforma a Ley de Política Limpia no elude responsabilidad para rendir cuentas»

510
reforma a Ley de Política Limpia
La reforma es tendiente a que, en esa ley, se incluyeran los precandidatos y las elecciones internas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La reforma que el Congreso Nacional (CN) aprobó en la Ley de Política Limpia en ningún momento elude la responsabilidad de que aspirantes a cargos de elección popular rindan cuentas de los dineros que utilizan para financiar sus campañas electorales.

Así lo explicó este martes el diputado del Partido Liberal, Juan Carlos Elvir, quien recordó que esa ley se instrumentalizó en el 2016 para aplicarla en 2017, pero únicamente para las elecciones generales.

De acuerdo con Elvir, esa normativa llevó un nivel de intervención que permitió en alguna medida la rendición de cuentas, respecto a los recursos que se fiscalizan en los partidos políticos.

Sin embargo, dijo que en 2020 se presentó una reforma que se aprobó el 15 de octubre tendiente a que, en esa ley, se incluyeran los precandidatos y las elecciones internas. Esto recordando que al principio, la normativa solo hablaba de candidatos para elecciones generales.

«Lo que sucedía es que había una dificultad en todo el sistema financiero cuando se iban abrir cuentas bancarias. Lo anterior, se debía a que un partido político tiene personería jurídica, pero un movimiento interno no. Además, se agregaba el componente que, al ser político, la normativa de la Comisión de Banca y Seguros (CNBS) lo tipifica como una persona políticamente expuesta, por lo que hay un nivel de restricción en la aprobación de ese tipo de cuentas, y eso es lo que implicó que muchas personas tengan dificultades en abrir las cuentas a nivel personal», expuso el congresista a Tiempo Digital.

Nota relacionada: Aprueban reformas a Ley de Política Limpia: una persona por partido

«Se tipifica el tema del precandidato pero no del nivel» 

Juan Carlos Elvir dijo que la intención de lo que se aprobó el 15 de octubre y se publicó hasta el 15 de diciembre de 2020 se vino con esa «colita» y presentó dificultades, para que mucha gente abriera sus cuentas. Un problema que ya también lo presentaron en las pasadas elecciones generales.

Agregó lo siguiente en la explicación: «La otra cosa es que tipifica el tema del precandidato pero no tipifica el nivel. Un ejemplo, es el hecho (de) que solo son los titulares de los cargos. En el caso de la fórmula de diputados solo implica al diputado propietario y no al suplente, sin embargo, el suplente es precandidato. En el caso de los regidores, no implica a los regidores sino que solamente a los alcaldes pero el regidor es precandidato».

«Entonces, la tipificación en la ley se estableció mal. Se cambió la ley y se volvió al estatus normal al establecer que no solo fuera a nivel personal, sino que también a través de un delegado financiero que es una figura que ya establece la ley. O sea que, de ninguna manera, la reforma que se realizó tiene alguna connotación que eluda el tema de rendición de cuenta y lo que corresponde a la presentación de la declaración que tiene que hacer ante la Unidad de Política Limpia cada uno de los candidatos», reiteró el miembro rojiblaco.

Interpretación de la reforma tiene dos enfoques 

Por lo anterior, Elvir señaló que el problema es que la interpretación de la reforma a la Ley de Política Limpia tiene dos enfoques: uno jurídico y otro político.

«El político es el que intenta arrastrar el señor Luis Zelaya Medrano, al señalar que es para beneficiar a x personas. Se le olvida que él también tiene personas que se les dificulta abrir las cuentas en alguna medida. Ese tipo de cosas tienen más connotación de carácter político que el enfoque jurídico y moral que se presenta porque en ningún momento se elude la responsabilidad de rendir cuentas», aseveró.

Luis Zelaya tiene un doble papel 

De igual forma, cuestionó que a Luis Zelaya se le olvida que tiene un doble papel, ser presidente del partido y precandidato presidencial.

«¿Quién dice eso? Si lo dice el precandidato es normal que lo diga. Pero si es el presidente del partido, debe recordar que no ha trabajado ningún componente para fortalecer la certificación y capacitación de su recurso humano. Eso permitiría auto-depurar las personas involucradas con el lavado de activos. También contribuiría con la unidad de política limpia  a que las planillas vayan totalmente depuradas», recalcó.

Para finalizar dejó claro que el objetivo de la reforma a la Ley de Política Limpia es facilitar que las personas tengan alternativas para abrir sus cuentas y rendir sus declaraciones correspondientes, aunque esas cuentas deba estar a nombre de un delegado responsable que lo represente.