Le dieron dos meses de vida, pero hondureño vence al cáncer por tercera vez

1712
Hondureño vence cáncer tercera vez
Erasmo Perdomo es un joven sampedrano de 31 años que hace cinco años batalla una larga lucha contra el cáncer de columna, que a la vez es un tipo de leucemia. 

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Erasmo Perdomo es un joven sampedrano de 31 años de edad, quien desde el 2015 vive una larga lucha contra el cáncer de columna, que a la vez es un tipo de leucemia, el cual venció por tercera vez.

Este 2020, es la tercera vez que la enfermedad reaparece en su cuerpo y ha sido un reto más grande que en las dos ocasiones anteriores.

El cáncer progresó y el tratamiento que necesitaba no estaba disponible en Honduras, y aunque si estaba en en otros países, es sumamente costoso.

TIEMPO Digital contacto a Erasmo Perdomo para que hablar acerca de su batalla contra esta enfermedad, su tratamiento y proceso en los Estados Unidos. Actualmente, logró vencer la enfermedad por tercera ocasión, no obstante esta a la espera de una trasplante.

Lea también: Comedor Comunitario de Embotelladora de Sula culmina exitosamente en SPS

Inicios del cáncer

Perdomo comentó que trató de mantener en silencio y en un ámbito personal su condición de salud, pero ante lo abrumante de no poder realizarse el tratamiento en el país, decidió pedir ayuda a sus conocidos y amigos a través de las redes sociales.

Afortunadamente, obtuvo una respuesta muy positiva por parte de las personas. Hace dos días salió de su última quimioterapia y los médicos le informaron que la enfermedad ya no está en su cuerpo.

Sin embargo, viene otro proceso más critico dentro de su tratamiento, que es el trasplante de médula ósea. Este solo puede ser posible en los Estados Unidos, su costo es bastante elevado, pero ya logró tener fecha para la cirugía.

Trasplante de medula ósea  

El proceso de trasplante tiene un costo de 1.2 millones de dólares. Pero, agradece infinitamente a Dios por abrir las puertas, en vista que aplicó a un programa que le permite acceder al tratamiento pagando solo una fracción de ese costo.

La cirugía de trasplante de médula ósea será a principios de febrero del próximo 2021. Si todo sale bien, hay una probabilidad muy alta de encontrar una cura para el padecimiento con el que lucha desde hace 5 años.

El procedimiento de trasplante es básicamente reemplazar el sistema inmunológico de Erasmo, por el del donador, que en su caso es su hermano.

Este hondureño y su familia, realizaron un sinfín de actividades para recaudar fondos y pagar el costoso tratamiento. Ellos lograron respuesta muy positiva y juntaron el dinero para trasladarse hasta Estados Unidos.

Erasmo Perdomo
Erasmo con su esposa y pequeña hija.

5 años de lucha

Erasmo manifestó a TIEMPO Digital que “en estos 5 años, no se tiene idea de cuánto sufrimiento es batallar con el cáncer, tantas veces que me han ‘puyado’ las venas, tantas veces que el medicamento me ha dañado las venas, me las ha quemado”.

“Todos los efectos secundarios, náuseas, vómitos, llagas en la boca, diarrea. En fin, una serie de efectos secundarios, dolor de cabeza, mareo, rash cutáneo, luego pensar en sus hijos, pensar en la posibilidad de morir y dejar a una niña pequeña”, agregó.

También destacó: «Me he aferrado a Dios y he confiado en él, he sido un hombre diligente en la parte que me toca que son mis tratamientos, buscar asistencia. Si yo me hubiese quedado en Honduras, creo que no hubiese tenido esperanzas, los tratamientos allá no están disponibles, son limitados. El trasplante de médula no se hace en Honduras”.

Ante la situación del sistema se salud en su país, dijo que “yo amo mi país Honduras, estoy en Estados Unidos, pero yo quisiera poder regresar a Honduras, porque quisiera contribuir a que la salud pública de mi país sea mejor”.

“Cuando esto que me esta pasando a mi le pasa a otra persona, que no tiene visa, que no puede comprar un vuelo, que no tiene los medios para salir del país, pasa que se mueren y es algo que no debería de pasar”, aseveró.

“Existen tratamientos, alternativas y no están en el cielo para decir que no se pueden. Lastimosamente, Honduras está en pañales en muchas cosas y en parte es por toda la corrupción que hay, por eso si Dios me da la oportunidad quiero contribuir para que eso cambie”, concluyó.