«Cuarto Año Nuevo sin mi hija»| Madre hondureña desea volver a ver su pequeña

1071
Ana Maricel es madre de una niña de cinco años de edad, pero desde hace cuatro años fue separada de ella por las autoridades migratorias de Estados Unidos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La ausencia de un ser querido afecta a todas las personas, sobre todo en Navidad y Año Nuevo, fechas que son sinónimo de paz, afecto, amor y tiempo para compartir con los demás.

«Tristeza y nostalgia» es lo que traen estas festividades para personas como Ana Maricel Moreno, quien despide el año sin poder compartir con un ser esencial en su vida.

Ana Maricel es madre de una niña de cinco años de edad, pero desde hace cuatro años está separada de ella por las autoridades migratorias de Estados Unidos.

Moreno pasará otro Año Nuevo sin su hija Amy Azucena, con quien a penas ha podido interactuar digitalmente todo este tiempo.

«Me siento totalmente fatal ya que es carne de mi carne… es algo que no se lo deseo a nadie. El no poder verla crecer en su día a día me genera emociones de tristeza, nostalgia, impotencia y hasta culpa«, dijo Moreno.

Ana vivía con su hija en Estados Unidos, sin embargo, recibió una orden de deportación y la pequeña quedó al cuidado de su padre, quien no le permite verla debido a problemas personales que tuvieron en el pasado.

«Mi hija es americana y no la podía traer ya que es complicado por las autoridades. Lo peor es que el papá de mi hija me niega el derecho a verla», reveló.

«Él no le permite a la niña ni hablar ni nada. Mi papá pudo viajar a verla y pudimos hacer videollamada, pero lo corrieron porque mencionó que soy la mamá. El papá de mi hija ha prohibido que le mencionen que yo soy la mamá», añadió.

Lea también – El COVID-19 robó la Navidad de una hondureña en Perú

Ver a su hija de nuevo

La hondureña asegura que para estar de nuevo con su hija todo «depende del papá de Amy y de Dios».

«Mi situación migratoria no me permite ir a visitarla. Por los momentos, no puedo entrar a Estados Unidos por lo menos dentro de 10 años, según el castigo que tengo», explicó.

Su deseo para este 2021 es que «Dios permita que todo esto mejore y me abra puertas de bendición para poder estar de nuevo con mi hija, es lo que más anhelo, ya son 4 años sin ella».


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.