Honduras: funerarias se encuentran desabastecidas de ataúdes

373
funerarias
La Industria Funeraria de Honduras continúa aquejando que no les capacitan sobre el manejo de los cadáveres de occisos por COVID-19.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Sector funerario se estaría pronunciando de manera pública en las próximas horas debido a que aún no han sido capacitados para el manejo de cuerpos fallecidos por COVID-19 y aseguran que se encuentran desbastecidos de ataúdes.

“Nosotros como sector funerario estamos preocupamos por esta pandemia porque ni hemos recibido capacitación, ni salvoconductos para hacer los servicios funerarios”, dijo un representante de dicho sector.

Además anunció que en a funerarias ya solo se cuenta con ataúdes para una semana. “Materia prima ya no hay, no hay material porque todos los lugares están cerrados y sabemos que esto empieza prácticamente», inició afirmando.

«pedimos que el sector de salud nos capacite para hacer las cosas con un protocolo que valga la pena. Además no tenemos ni la protección, ni mascarillas, ni trajes”, añadió.

Reiteran que no hay suficientes ataúdes

La misma preocupación tienen quienes fabrican los ataúdes para abastecer a las funerarias del país.

“Estamos preocupados porque en serio, no tenemos materia prima y sabemos que la gente aunque sea de esta enfermedad o de otra van a morir y ya no tenemos la capacidad de proveer ya tantos ataúdes”, dijo Hector Cruz, fabricante de ataúdes.

A renglón seguido, Cruz añadió: “las funerarias nos están pidiendo ataúdes de urgencia y no tenemos y solo poseemos los de algunos clientes. En Honduras mueren unas 100 personas diario”.

Lea también: Roberto Cosenza conrma muerte por Covid-19 de un progreseño en SPS

Carrozas no son las recomendadas

El titular de la Asociación e Industria Funeraria de Honduras, Edwin Lanza, sobre las carrozas fúnebres que actualmente tienen la función, aseguró que no son apropiadas porque tienen alfombras y huecos y un derramamiento de fluidos generaría una contaminación segura.

De manera específica, sobre los cementerios, opinó que deberían elaborarse «bóvedas prefabricadas» en cada municipio. Además, planteó que se considere una ampliación de los procesos de cremación e inhumación.

«Queremos que nos capaciten para evitar que siga esta cadena de contagios. El paciente fallece pero el virus sigue vivo por muchas horas. Tenemos que ver en qué manera asesoramos», enfatizó Lanza.