«Hombre abeja» lleva a su cuerpo más de 40 mil abejas sin sufrir picaduras

555
hombre abeja hondureño

Tegucigalpa, Honduras. Las abejas son conocidas por el veneno de sus picaduras, que en algunos casos puede llegar a ser mortal, sin embargo, a Emerson Rodríguez mejor conocido como el “hombre abeja hondureño” las abejas no lo pican.

Rodríguez es un joven de tan solo 17 años, originario de la aldea Santo Domingo en el municipio de Tomalá, Lempira.

Estudió mecánica automotriz, aunque por ahora se dedica junto a su padre a la agricultura y ganadería.

La pasión que ha desarrollado por las abejas ha hecho que logre colocar sobre su cuerpo alrededor de 40 mil abejas, sin que estas lo piquen, asegura Rodríguez.

Incluso manifiesta que puede “decirles” a las abejas que no ataquen a otras personas, que si están ahí es porque él así lo quiere.

Añade que “si las personas no les tienen miedo no le va a pasar nada, ellas (las abejas) no les van a hacer daño.”

Lea Tambien: Yan Carlos Ferrera, un hondureño extraordinario con un espíritu de superación admirable

Desde los 5 años descubrió su pasión

En entrevista a Diario Tiempo Digital Emerson Rodríguez el “hombre abeja hondureño” señaló que su pasión por las abejas comenzó desde los 5 años.

Asimismo, Rodríguez detalla que con apenas 5 años las abejas llegaban a él, pero debido al desconocimiento él tenía pánico.

Producto del miedo que sentía, las abejas le picaron en varias ocasiones, hasta que debido a su curiosidad dejó de temerles y comenzó a tratarlas como amigas.

“Una vez yo no sabía cómo dominarlas, y al caer en mis manos las prense, ellas se enojaron y me picaron” manifestó Rodríguez. Fue así como dio inicio a su proceso de aprendizaje con relación a cómo tratar a este insecto.

“Ya con el tiempo como yo las trataba bien, las cuidaba, ellas me distinguían. Y regresaban siempre mi casa” recordó el joven. También recuerda que al inicio su familia se enojaba debido a la insistencia de querer tener colmenas en su hogar.

Pero con el paso del tiempo lo fueron comprendiendo al grado que actualmente tiene 20 colmenas. Además, en los meses de octubre y noviembre llegan a su hogar miles de abejas. Por el momento se dedica a ello de forma empírica, pero sueña con desarrollar de manera profesional la apicultura.

“Mi sueño es ser Apicultor”

La apicultura es la actividad dedicada a la crianza de las abejas y a prestarles los cuidados necesarios. Esto con el fin de obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar las abejas. Ese es el mas grande sueño del “hombre abeja hondureño”.

Emerson Rodríguez declara “yo no voy a dejar de luchar hasta tener mi empresa de apicultura”. Antes, debido al estudio, no había podido ponerlo en práctica, pues salió de su hogar para poder graduarse.

Sin embargo, ahora está trabajando para poder realizar su sueño pese a las críticas que ha recibido. “Muchos dicen que soy un brujo o utilizo brujería para atraer a las abejas y que no me ataquen” explicó Rodríguez. En consecuencia, responde que no es así, y que su capacidad no es mas que un don de Dios.

Una tradición sorprendente y peligrosa

Cabe señalar que Emerson Rodríguez no es la única persona capaz de colocar abejas sobre su cuerpo sin ser atacado.

Aunque, son muy pocas las personas alrededor del mundo con esta capacidad.

En Perú, distrito de Íllimo se realiza la elección del llamado «hombre abeja».

En dicha tradición un joven soportó a más de 15 mil abejas sin ser picado.

Abejas “Asesinas”

Debido a su naturaleza agresiva para la protección de su colmena las abejas africanizadas se han ganado el nombre alternativo de «abejas asesinas».

Estas abejas atacan en cantidad y pueden seguir a su víctima hasta a 900 metros de su colmena. Dicha conducta ha provocado en América numerosas muertes de personas, y el número de víctimas registradas se incrementa cada año.