ATLÁNTIDA, HONDURAS. Dos primos fueron vilmente asesinados cuando se preparaban para ordeñar unas vacas en su hacienda ubicada en la Aldea Orotina, municipio de El Porvenir. norte del país.

Las víctimas respondía a los nombres de José Enrique Matute Oliva, de apenas 22 años de edad  y Dénilson Joel Oliva Salgado, de 12 años de edad, ambos primos.

Información preliminar indica que ambos a eso de las 5 de la mañana se disponían a ordeñar en la hacienda de su familia, cuando de repente sujetos fuertemente armados, quienes sin mediar palabra dispararon contra su humanidad hasta acabar con sus vidas.

Tras lo acontecido, parientes de los ahora occisos alertaron a las autoridades, por lo que elementos de la Policía Nacional procedieron a acordonar la escena del crimen, mientras que Medicina Forense del Ministerio Público (MP) dispuso a levantar los cadáveres en base a ley.

Por su lado, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) dice sospechar que este caso tiene que ver con ladrones de ganado, ya que al parecer en dicho punto del departamento de Atlántida operan individuos vinculados a bandas que roban ganado.

Asimismo, buscarán dar con las identidades y el paradero de los asesinos de los dos muchachos que salían a ordeñar normalmente a esa hora y diariamente.


HECHO RECIENTE

En febrero de este año un hombre fue ultimado a balazos en horas de la noche en la
finca donde trabajaba.

La víctima era Carlos Alberto Martínez, de 38 años de edad, quien se dedicaba al cuidado del ganado. El violento hecho se produjo en el barrio Las Arenas, de la ciudad de Choluteca, zona sur del país.

En relación con la versión de testigos, unos individuos ingresaron a la finca
con la intención de robarse una vaca. En ese instante llegó Carlos Martínez y al ver a los intrusos les reclamó. Los hombres le dispararon en varias ocasiones al obrero y también al
bovino. Al oír los disparos, varias personas llegaron al lugar de la escena y se
percataron del hecho.

Los responsables del acto criminal se dieron a la fuga. A la escena del crimen llegaron autoridades policiales y personal de Medicina Forense para hacer el levantamiento del cuerpo. Según las investigaciones, en esa zona opera una banda de abigeos.

La familia de Carlos Alberto Martínez retiró un día después del hecho el cadáver del joven de la morgue capitalina