HISTORIA HUMANA | «Mafer», en un país lejano y con un diagnóstico de cáncer

765
Historia Humana Mafer
María Fernanda Castro López.

Un diagnóstico de cáncer tipo Linfoma no Hodking difuso, cambió el rumbo de la vida de María Fernanda Castro López, una hondureña de apenas 24 años de edad, cuya fe es más grande que el mismo diagnóstico que hace unas semanas recibió.

Mafer, como sus amigos la llaman, es una dinámica y carismática joven que persiguió sus sueños hasta Chile, país donde realizó su práctica profesional supervisada, luego de culminar sus clases de la carrera de Arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La singular jovencita sentó un precedente al realizar su práctica en el extranjero. Según relató ella, nadie había solicitado ese permiso a las autoridades de la máxima casa de estudios.

De acuerdo con la hondureña, en ese país sudamericano, reside su hermana desde hace varios años, razón por la cual, se interesó aún más por viajar a esa nación.

“Terminé las clases de la carrera de Arquitectura el año pasado, el siguiente paso era hacer la práctica profesional supervisada y yo investigué y en la UNAH me dieron el visto bueno para hacer mi práctica profesional en Santiago de Chile, ya que mi hermana aquí vive desde hace cinco años, yo la extrañaba y era una buena oportunidad para mí”, relató.

Lea también: HISTORIA HUMANA| Kenneth y su familia, reparten amor a los más desprotegidos 

El diagnóstico

“Hace como dos meses sufrí un dolor en el pecho que sentía como un microinfarto, fui al médico y me dijo que era una costocondritis. Jamás lo había escuchado, pero es cuando el esternón y las costillas están inflamadas”, recordó María Fernanda.

A renglón seguido expuso que, tomó medicamentos para calmar el dolor y eso le ayudó por unas semanas, sin embargo, el malestar regresó a su cuerpo.

En consecuencia, Mafer volvió a consultar con un médico y en esa ocasión se hizo una radiografía de tórax.  “Me dijeron que era un posible linfoma, eso fue cuatro días antes de un viaje que sí iba a salir porque ya me lo habían pospuesto mucho debido a la pandemia”.

Inclusive, la primera cita que tuve con el oncólogo fue un martes y yo viajaba un viernes, fue ese día que con mi hermana decidimos contarle lo sucedido a mi familia en Honduras y consideramos que lo mejor era que yo me quedara aquí (Chile).

“Justo cuando recibí la noticia, yo estaba muy emocionada e ilusionada por llegar a Honduras, empezar a trabajar e independizarme. Pensaba que el 2020 sería la oportunidad de mi vida, pero no lo fue y siento que Dios me estaba fortaleciendo, porque a raíz de la pandemia, le di el control a él. Lo que más me dolió es estar lejos de mi familia porque somos muy unidos”, agregó.

Una radiante sonrisa siempre se dibuja en el rostro de Mafer.

¿Cuál es su mayor temor?

Pese al inesperado diagnóstico de cáncer, al ser consultada sobre su mayor temor, Mafer en ningún momento mencionó que temía perder la batalla contra la mortal enfermedad. Contrario a ello, denota mucha paz y esperanza, su mirada muestra serenidad y confianza; mientras que sus palabras, están llenas de fe.

¡Que curioso! la verdad es que no pienso en los temores, me siento muy fortalecida. Solo extraño muchísimo a mi abuela, pero sé que la voy a ver”, expresó.

La hermosa joven aseguró que la noticia sobre el cáncer la tomó por sorpresa. Asimismo, “me colocó en una situación extremadamente vulnerable al encontrarme lejos de mi familia, amigos, conocidos; estaba sin seguro, empleo, visa de residente, y haciéndole frente a un cáncer en medio de una pandemia”.

En ese sentido, la aguerrida hondureña confía en los buenos corazones de sus compatriotas y solicita ayuda económica para iniciar su tratamiento lo antes posible.

Lo anterior, debido a que su diagnóstico revela células de rápido crecimiento, situación que puede agravar su salud en poco tiempo.

¿Cómo ayudarla?

Mafer relató que, ella carece de una cuenta bancaria porque sus padres siempre la han apoyado, sin embargo, hizo públicas las cuentas de sus familiares cercanos, mismas que compartió en su red social Facebook, cuyo nombre de usuario es María Fernanda Castro López.

También pueden abocarse con amigos cercanos a ella, quienes crearon una página en redes sociales para recaudar fondos a través de la planificación de actividades.