HISTORIA HUMANA| Kenneth y su familia, reparten amor a los más desprotegidos

287
Kenneth
Conozca la historia de solidaridad de Kenneth, su familia e iglesia, apoyando al más necesitado en tiempos de pandemia.Foto cortesía: Onasis Maldonado.

El COVID-19 no ha sido obstáculo para repartir sonrisas, solidaridad, alimentos, abrigos, medicamentos y fe a los más necesitados. Esta es la historia de un joven llamado Kenneth Rovelo, quien con su familia no se quedaron de brazos cruzados un solo día en pandemia.

Ellos forman parte del Ministerio Evangelístico y Profético Manantial de Vida, de la ciudad de Tegucigalpa. Día a día salen de su casa a repartir los dones que Dios les ha brindado con los hermanos más necesitados.

En esta ocasión destacaremos una hermosa labor de Kenneth y su familia. Una de ellos se llevó a cabo el pasado jueves en el marco de la celebración del Día del Niño en Honduras.

Estas personas de enorme corazón y llenas de fe realizaron una brigada médica general y un festejo para los menores en el crematorio municipal de Tegucigalpa, carretera a Olancho.

Dulces, piñatas, comida, refrescos, juguetes y la sonrisa de los menores no faltaron en la celebración. Los visitantes cumplieron la labor de darles ese momento de alegría y entusiasmo a uno de los sectores más desprotegidos de la sociedad.

Asimismo, en la brigada se le brindó la atención y medicamentos a todos los niños y adultos que más lo necesitan.

Actividad en el crematorio
Kenneth, con camiseta roja, ama servir a los demás con lo que Dios le ha dado.
Foto cortesía de Onasis Maldonado.

Además de ser un servidor de los demás, Kenneth es un experto con la guitarra acústica y el teclado; instrumentos con los que lleva cantos de esperanza y alabanza.

Testimonio de la celebración

Por la pandemia del COVID-19 se limitaron muchas celebraciones del Día del Niño en el país, tanto en centros educativos, iglesias y otros sitios o instituciones que lo realizan.

Para Kenneth, sus padres, los pastores Carlos Rovelo y Lizeth Ramírez, y los demás miembros del Ministerio Manantial de Vida, fueron un impulso para llegar hasta el crematorio a sacarle una sonrisa a los niños.

El joven comentó a Diario TIEMPO Digital que, para ellos como iglesia, el día de los pequeños del hogar es muy importante. Puesto que para los niños es una fiesta inolvidable cada año y la experiencia de todos los años es diferente.

Por esa razón siempre piensan en los menores «desprotegidos», que se afligen con el día a día al ver lo que les rodea, los olvidados, los descuidados. Así como los que viven con sus padres en el crematorio municipal de Tegucigalpa.

Estos niños viven un sufrimiento a diario, destaca Kenneth, no comen, no tienen acceso a agua potable, a la educación, a la salud, a absolutamente nada. El gobierno no muestra interés en este sector, ni otros entes estatales.

Es por eso que decidieron este año como iglesia llevar alegría a estos chiquitines en tan precaria situación. Los que nadie menciona en otras ocasiones, Kenneth y su iglesia siempre han trabajado dando ayuda al crematorio.

Foto día del niño
En esta imagen se observa cómo se llevó a cabo la celebración del Día del Niño en el crematorio.
Foto cortesía: Onasis Maldonado.

Esta ministerio evangelístico tiene como misión fundamental realizar por lo menos una vez al mes una actividad en el crematorio. En la que, además de repartir alimentos, ropa y medicamentos, comparten la palabra de Dios con las personas dándole una esperanza.

Solo en el crematorio hay entre 200 y 300 niños trabajando diariamente en la basura, comentó Kenneth en su entrevista. Están expuestos a un sin fin de virus y enfermedades, de los desechos de toda una ciudad y no se les garantiza el acceso a la salud.

Estos chiquitines viven, comen, duermen, juegan en la basura, su vida es eso. El objetivo de su visita fue aportar, tan siquiera un día, la realidad de estos pequeños.

Recolección de materiales

Para hacer esto posible, Kenneth junto a sus padres y los demás miembros de la iglesia acudieron a las donaciones. Realizaron una campaña para que personas de ben corazón colaboraran con piñatas, dulces, jugos, juguetes, con buena voluntad y de corazón.

Clebración día del niño
Esta es la situación en la que viven los niños en el crematorio municipal.
Foto Cortesía: Onasis Maldonado.

Lo recolectado se «multiplicó en gran manera», expresó el bondadoso joven, y de esta manera fue posible llevarles mucho más. También contaron con una brigada médica y un servicio de barbería para caballeros y varoncitos, cortesía de Academia Valery.