Gas lacrimógeno sí causa la muerte o secuelas permanentes en las personas, según expertos

1140
Gas lacrimógeno
El gas lacrimógeno es un irritante químico que es utilizado como arma de control de masas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Policía Nacional hace creer que los efectos del gas lacrimógeno en las personas son inofensivos, pero especializados en la materia aseguran que este tóxico no solo causa efectos físicos, sino también consecuencias emocionales y problemas en el cerebro: lesiones, discapacidad y hasta la muerte.

Según dijeron los entendidos, actualmente hay un gran desarrollo de armas de control de masas. Estas pueden ser a base a agua, electromagnéticas y proyectiles «inofensivos». También entran dentro de este grupo los químicos, como el gas lacrimógeno.

Explicaron que el objetivo de las armas químicas es producir irritación sensorial. Y además, su grado de daño depende del fabricante y la finalidad para que las que son fabricadas.

Le puede interesar: Taxista muere al inhalar gas lacrimógeno en la capital hondureña

Efectos del gas lacrimógeno

Cabe señalar que el gas lacrimógeno, históricamente, se ha categorizado como «no mortal», es decir, que no causa lesiones permanente. Pero en su lugar, tiene consecuencia tales como irritación de los ojos, lagrimeo, dificultad respiratoria y, psciológicamente hablando, desorientación.

Sin embargo, esta percepción está cambiando, pues ahora se conocen casos de lesiones permanentes y moderadas, en su mayoría, causadas por el uno indebido del mismo.

Los químicos con los que son fabricados han sido utilizados a lo largo de muchos años. Alguno, incluso, aún en desarrollo.

Hay cuatro compuestos que son comunes, dos de ellos especialmente usados por agencias de «recuperación del orden»: estos compuestos se llaman CS y OC. De estos, posiblemente en Honduras se utiliza el agente CS.

¿Qué es el agente CS?

Los entendidos en el tema señalaron que el agente CS no es un gas, sino un elemento a temperatura ambiente que, cuando es rociado se dispersa extensamente desde un frasco.

En ese sentido, estimaron que cada bomba lacrimógena tiene entre 80 y 120 gramos de CS. Generalmente, en concentraciones entre 0.1 y 10 %. Sin embargo, dijeron, su concentración puede ser aumentada significativamente por el disparo de múltiples bombas en el mismo lugar, que así es a menudo en situaciones de control de masas.

Por otro lado, hay varios nuevos agentes CS en desarrollo: CS1 y CS2. Los cuales se espera reduzcan su degradación y aumenten la resistencia al ambiente y el flujo en el sistema respiratorio microencapsulando.

Con el fin de entender con precisión el efecto de la exposición a CS, se necesita una medición de densidad o concentración (miligramos por metro cúbico) por el tiempo de exposición.

Dosis a que una persona expuesta le pueda ocasionar la muerte

Por tal razón, basados en modelos animal y humano, se estima que una exposición al agente CS en una concentración de 140 miligramos por metro cúbico por 10 minutos o 11 miligramos por metro cúbico por una hora, o tan poco como 1.5 miligramos por metro cúbico durante cuatro u ocho horas puede ser letal.

Individuos expuestos a altas concentraciones en espacios cerrados o por períodos prolongados de tiempo, por ejemplo, pueden sufrir graves consecuencias para la salud e incluso la muerte.

Indicaron que cuando explota una granada o un frasco de CS produce una nube de químicos, usualmente en 60 segundos, con la concentración más alta del CS de 2000 a 5000 miligramos por metro cúbico detectada en el centro de la nube.

Debido a la naturaleza de esta arma, es difícil medir estas concentraciones en situaciones prácticas de despliegue. O tener estimaciones precisas en retrospectiva.

Síntomas a la exposición a gas lacrimógeno:

  • Ardor de los ojos, nariz, boca y piel
  • Lagrimeo excesivo
  • Visión borrosa
  • Secreción nasal
  • salivación (babeo)
  • El tejido expuesto puede desarrollar una erupción y una quemadura química
  • Tos y dificultad respiratoria, incluyendo una sensación de asfixia
  • Desorientación y confusión, que pueden llevar al pánico
  • Furia y frustración intensa

Adicionalmente, puede haber efectos del solvente utilizado para preparar el gas lacrimógeno. La toxicidad del solvente también puede contribuir a los síntomas y ser aún más tóxico.

Otro efecto puede ser producido como lesiones traumáticas causadas por el recipiente lanzado. Las lesiones pueden ser a la cabeza y cuello, incluyendo pérdida de un ojo.

Además puede haber lesiones en torso, genitales y extremidades.  Hay otros factores que pueden potenciar la lesión, como las condiciones ambientales (calor, humedad y condiciones del viento), exposición prolongada y exposición en espacios cerrados.

¿Qué hacer al momento de estar expuesto al gas lacrimógeno?

Entre las recomendaciones que dan los expertos al momento de exponerse al gas lacrimógeno se pueden mencionar: