Tegucigalpa.- Patricia Arias es de esos denominados ‘ángeles anónimos’, que su pasión por ayudar a las personas con menos recursos es lo que más sobresale en ellos, en una sociedad hondureña  que lo que más necesita es ayuda.

La profesional de la comunicación Patricia Arias es conocida en el Hospital Escuela Universitario (HEU) como una mujer altruista, que con lo que puede ayuda a personas necesitadas en dicho centro asistencial.

Además, de eso, Arias también se destaca por sus obras literarias que comparten un mensaje “de vida” -como lo llama ella-.

Expositora motivacional, altruista, generosa, profesional de la comunicación y de las relaciones publicas, son algunos de los muchos adjetivos que caracterizan a esta “guerrera” como se autodenomina ella misma.

Pero, que sea la misma Patricia Arias quien nos comparta más de su vida y su labor hacia los más necesitados.

A continuación las palabras exclusivas para Tiempo Digital de este personaje conocido por muchos:

¿Quién es Patricia Arias?

Mis padres vinieron de Choluteca a Tegucigalpa para que yo naciera aquí. Soy ‘cholutecana’ por excelencia, aunque tenga más de 36 años de vivir en Tegucigalpa.

Me vine a estudiar Periodismo a Tegucigalpa, en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

¿Qué labor ha desempeñado en los medios de comunicación?

Me dediqué a las relaciones públicas desde el inicio de mi carrera, yo ya sabía que eso era lo que me gustaba.

En el Cohep (Consejo Hondureño de la Empresa Privada)  estuve con un programa de radio; en Casa Presidencial bajo el gobierno de Manuel Zelaya estuve en un programa de televisión.

Lilian Mata, periodista hondureña galardonada en Viña del Mar

Nunca he estado apartada de los medios porque siempre me invitan para poder hablar de temas de consejería, motivacionales o relacionados a mis libros.

¿Qué la inspira del periodismo?

La justicia. Me gusta mucho que los que no tienen voz puedan dárselas a través de los medios de comunicación; me gusta conocer personas a través de los medios. Y que a través de las redes sociales las personas puedan hacer sus preguntas, y así ayudar con lo que yo tengo.

Acerca de su labor altruista en el hospital, ¿Qué es a lo que se dedica?

El Hospital Escuela comenzó en mi vida hace unos 16 años con una labor de voluntariado en el Cohep, con una fundación.

Luego la fundación despareció pero yo empecé a trabajar por los más necesitados.

¿Qué la motiva hacerlo?

Que ahí están todos los ministerios. Uno puede orar por las personas, ayudarles a vestir al que está desnudo, darle de comer al que esta hambriento. Ahí mismo se puede colaborar con medicamentos para ayudar a las personas a salir de las crisis.

Me mueve la pasión por los pobres, por los necesitados, por los desvalidos.

Me motiva su necesidad, su deseo de querer conocer a un Dios que puede sanarlos.

Patricia Arias
Un corazón generoso mueve a Patricia a ayudar a los demás.

¿Cuáles son algunas de sus anécdotas experimentadas haciendo la labor que hace en el hospital?

Tengo muchas, desde el hecho de que a una niña una vez le dispararon en un pueblo, según dijo el papá, fue una gallina que cayó en la pistola y se disparó. El disparo le dio a la nena en su cabeza, estuvimos 15 días tratando de rescatarla.

Su padre decidió llevársela, pero antes de hacerlo la madre dijo que había sido el padre quien le disparó, fue muy fuerte eso.

Eso me dio más fuerzas para darme cuenta que podemos hacer algo más.

En otro caso esta ‘Justiniano’, que es un joven que tenía problemas mentales, se mordía, se golpeaba, se hacía daño con sus uñas. En medio de todo pudimos ayudar para darle el tratamiento adecuado; ahora Justiniano tiene alrededor de un año y medio de estar feliz en su casa al lado de su madre.

Ahora ya no lo tienen que amarrar porque ya no es violento.

¿Ha recibido críticas o ha tenido problemas haciendo esta labor?

Que yo me haya dado cuenta no. Sin embargo soy de las que piensan que las personas envidiosas siempre existen.

Probablemente en algún momento –y yo ya lo he olvidado- alguien me dijo algo pero eso ya está en el pasado, ya no lo recuerdo.

¿A que más se dedica Patricia Arias en la actualidad para sobrevivir?

Soy empresaria, tengo una empresa que se llama ComunicArte; tiene dentro de sus funciones las relaciones públicas, crear imagen empresarial, y nos dedicamos a capacitaciones de autoestima, liderazgo, trabajo en equipo, ventas y comunicación eficaz.

¿Cuáles son sus obras literarias?

Mis obras literarias son un recurso de apoyo para aquellas personas que necesitan salir de situaciones de desánimo, tristeza, dolor, pérdida, abandono, y que por su baja autoestima logran día con día, sobrevivir.