31.7 C
San Pedro Sula
sábado, julio 13, 2024

En una carta Mauricio Hernández pide piedad a juez en EEUU

Debes leer

Redacción. A través de una carta, el exoficial de la Policía Nacional, Mauricio Hernández Pineda, pidió que por sus delitos se le dé una pena de 15 años de prisión, pues según el escrito está arrepentido, siente dolor y necesita clemencia.

Actualmente, el hondureño se encuentra preso en Estados Unidos a la espera de su condena por sus vínculos con el narcotráfico.

La carta del ciudadano inicia expresando que se arrepiente de sus acciones y que sus actos  ilícitos le dan vergüenza.

Asimismo, sostiene que es culpable de todo lo que se le acusa y que sabe que esas acciones tendrán graves consecuencias.

Errores  

El ex agente policial asegura que ha pagado con creces sus errores, revelando que en el tiempo que ha estado preso, su madre y un hermano mayor murieron y no pudo despedirse de ellos.

Hernández confiesa en la misiva que en la actualidad su padre se encuentra muy enfermo y que “quiere verlo antes de que muera”.

Además, asegura que extraña a sus hijos y que no ha tenido ninguna visita familiar por “varias circunstancias”.

Por otra parte, manifestó que su salud se ha deteriorado desde que está preso y que ha sido víctima de varias enfermedades.

“En lo personal mi salud se ha deteriorado, me han diagnosticado varias enfermedades que aún padezco, me infecté dos veces con el virus del COVID-19, casi pierdo mi vida y aún sufro las secuelas, en las prisiones que he permanecido he pasado situaciones críticas, terribles e inhumanas, dijo.

El expolicía también manifestó que en la cárcel hay muchas cosas malas, pero a la vez hay aspectos positivos que lo han ayudado a reflexionar.

Mauricio Hernández Pineda EEUU
El hondureño sostuvo que se arrepiente de todo lo malo que ha hecho.

Es maestro en la cárcel

En la carta el hondureño dio a conocer que ha cambiado y que estando tras las rejas ha iniciado una nueva vida y que ahora sirve al prójimo.

Hernández Pineda afirmó que le da clases de español a sus compañeros y que de la misma manera le están dando clases de inglés

En cuanto a la religión, expresó que es parte de un grupo cristiano conformado por 15 personas y su papel es ser el consejero.

Igualmente, compartió que una vez salga de prisión quiere construir una granja para la producción de huevos, lo cual es un sueño para él.

“Todo este tiempo en prisión ha cambiado mi vida y considero que soy una mejor persona, aprendí a valorar mi vida, mi familia y cada cosa por muy pequeña que sea, mi mayor deseo es volver con mi familia, trabajar y apoyarlos”, se puede leer en el manuscrito.

“Señor juez, no soy una mala persona, amo mi vida, amo mi familia, creo fielmente en Dios, la mayor parte de mi vida la he pasado trabajando y haciendo cosas positivas, es la primera vez que estoy en esta situación, estoy corrigiendo mi errores”, expresó Mauricio Hernández.

Mauricio Hernández Pineda EEUU
Pineda dijo que dese volver con su familia.

Pide una oportunidad  

En el final de la carta, el exoficial pide recobrar su libertad, dando su palabra que si le dan una oportunidad no volverá a las actividades ilícitas.

“Señor juez, solicito que se tome en consideración y se valore todo lo antes expuesto y me dé la oportunidad de obtener mi libertad y regresar con mi familia que tanto amo con el compromiso de no volver a cometer estos errores. Nunca pienso cometer delitos que ofendan a los Estados Unidos”, aseveró.

La defensa del hondureño confirmó que piden una pena de 15 años para su cliente. Se maneja que el narcotraficante busca llegar a un acuerdo con la justicia estadounidense y así evitar una posible pena de cadena perpetua.

La lectura de la sentencia del expolicía está programada para el próximo 2 de julio de 2024.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido