EEUU aprueba prueba rápida para detección del Covid-19

600
Prueba
Así luce una prueba realizada con resultado positivo de coronavirus en un paciente.

La Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos ha aprobado este sábado la primera prueba rápida de diagnóstico del nuevo coronavirus, que da los resultados en unos 45 minutos.

La agencia ha autorizado la prueba y la próxima semana comenzarán los envíos, según ha informado la empresa californiana que la fabrica, Cepheid.

Leer también: Madre de dos hijos, primera en probar vacuna contra coronavirus en EEUU

“En este momento de demanda creciente de servicios sanitarios, se necesita un diagnóstico para la gestión en tiempo real de pacientes que puedan ser evaluados para su ingreso en instalaciones sanitarias”, ha explicado el jefe de Medicina y Tecnología de Cepheid, David Persing.

“Una prueba fiable llevada al lugar donde está el paciente puede ser un hito y ayudar a aliviar la presión sobre las instalaciones sanitarias ante la emergencia del brote del COVID-19 y que puedan gestionar los recursos de aislamiento respiratorio”, ha añadido Persing.

La prueba de Cepheid es la decimotercera desarrollada para el COVID-19 que la agencia ha permitido en el mercado mientras exista la emergencia de salud pública.

La prueba se aplica en el punto de atención al sospechoso de COVID-19

Sin embargo, es la primera que puede ser usada en el punto de atención. Esto significa que los proveedores no tienen que enviar las muestras de los pacientes a un laboratorio separado para ser procesadas y luego volver al hospital o al consultorio del proveedor.

Además, no se requiere que los usuarios tengan un entrenamiento especializado para realizar la prueba.

De tu interés: Nueva York: Más de 10 mil personas infectadas por Covid-19

Son capaces de funcionar de manera continua, asegura el presidente de Cepheid, Warren Kocmond, en el comunicado. La compañía no dijo cuánto costarán las pruebas.

Hasta el momento, la escasez de pruebas ha sido uno de los desafíos de los Estados Unidos en su respuesta a la pandemia. Por eso, la Casa Blanca ha prometido que las pruebas se incrementarán a medida que más empresas privadas se sumen a la iniciativa.