Día de la Biblia en Honduras: 42 hechos científicos encontrados en las Escrituras

256

4 Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. 5 Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.

6 Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. 7 Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero. 8 Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. 9 Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió[a] Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.

35. Medicina dentro de las plantas. Culturas ancestrales utilizaron muchos remedios de hierbas. Hoy, la ciencia moderna ha re-descubierto lo que en la Biblia se dijo.

Ezequiel 47:12 Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán, ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario; y su fruto será para comer, y su hoja para medicina.

36. Leyes dietéticas saludables. Las Escrituras establecen que se debe evitar comer criaturas acuáticas que no tengan aletas ni escamas. Hoy se sabe que estos mismos tienden a consumir desperdicios y son muy probables de acarrear infecciones.

Levítico 11:9-12 9 Esto comeréis de todos los animales que viven en las aguas: todos los que tienen aletas y escamas en las aguas del mar, y en los ríos, estos comeréis. 10 Pero todos los que no tienen aletas ni escamas en el mar y en los ríos, así de todo lo que se mueve como de toda cosa viviente que está en las aguas, los tendréis en abominación. 11 Os serán, pues, abominación; de su carne no comeréis, y abominaréis sus cuerpos muertos. 12 Todo lo que no tuviere aletas y escamas en las aguas, lo tendréis en abominación.

37. Sobre comer cerdo. Popularmente, al cerdo también se lo conoce como «cochino», porque su alimentación precisamente no es de lo mejor. No hace mucho la ciencia aprendió que comer carne infectada de puerco causa una enfermedad llamada triquinosis. La Biblia prohibió comer cerdo hace más de 3,000 años antes de que se supiera cómo cocinar a estos animales de una manera adecuada.

Deuteronomio 14:8 ni cerdo, porque tiene pezuña hendida, mas no rumia; os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos.

38. Ambientalistas. Según teólogos, a Biblia predijo que muchos adorarían a la creación antes que al Creador. Hoy, el Naturalismo tiene más fuerza.

Romanos 1:25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

39. Materia oscura y agujeros negros. Cosmólogos especulan que el 98 % del Universo conocido consiste de esta materia oscura, en donde se encuentran los agujeros negros capaces de evitar que la propia luz escape de su tremendo campo gravitacional. Según creyentes, en la Biblia se alude a estos agujeros, hasta hace poco descubiertos, de la siguiente manera: «Estrellas «luz» errantes, para las cuales está reservada eternamente «sin escape» la oscuridad de las tinieblas”, palabras encontradas en Judas 1:13.

Isaías 50:3 Visto de oscuridad los cielos, y hago como cilicio su cubierta.

Judas 13 fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.

40. La Segunda Ley de la Termodinámica (La Entropía). Esta ley establece que todo en el Universo está en decaimiento y deteriorándose, gradualmente desorganizándose y descomponiéndose. La evolución directamente contradice esta ley, por establecer que los cambios que se producen en los organismos son solo para su mejoramiento y avance, no para su deterioro y extinción. En cambio, en la Biblia se establece que «y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer”.

Salmos 102:25-26 25 Desde el principio tú fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos. 26 Ellos perecerán, mas tú permanecerás; Y todos ellos como una vestidura se envejecerán;
Como un vestido los mudarás, y serán mudados;