DESA califica como “farsa” al fallo emitido en caso de Berta Cáceres

105
DESA
Asesor internacional de DESA asegura que el fallo emitido responde a una abrumadora campaña de presión internacional.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. Como una “farsa con motivaciones políticas” califica la defensa técnica legal del ejecutivo de la Empresa Desarrollo Energéticos S.A (DESA), Sergio Ramón Rodríguez, el fallo emitido por el Tribunal de Sentencia en el Caso Berta Cáceres.

Es preciso que dicho órgano jurisdiccional ayer declaró culpables a siete personas acusadas de participar en el asesinato de la ambientalista. Entre los acusados se incluye el ejecutivo de DESA, Sergio Ramón Rodríguez Arrellano.

De ese modo, el equipo de defensa del Sr. Rodríguez rechaza el fallo de culpabilidad y advierte que apelará dicha decisión.

Según dieron a conocer tienen la intención de asistir a varios organismos internacionales para solicitar una compensación por la condena injusta. Y la violación de los derechos humanos.

Robert Amsterdam, asesor internacional de DESA, aseguró que no hay duda de que el juicio fue objeto de una abrumadora campaña de presión internacional. Lo anterior, basado en afirmaciones falsas.

“Ahora han obtenido el resultado deseado: una farsa con motivaciones políticas para encarcelar a un hombre inocente a pesar de la falta de pruebas”, afirmó el asesor de DESA.

Cabe indicar que en las semanas previas a la terminación de dicho juicio, la firma legal Amsterdam & Partners LLP, divulgó un exhaustivo libro blanco de 80 páginas. En dicho texto detallaba las numerosas deficiencias procesales que impidieron el derecho de los acusados a la presunción de inocencia y a un juicio justo.

En ese libro blanco, Amsterdam & Partners LLP, también publicó varias transcripciones de mensajes de texto polémicos. Los que se recuperaron de los teléfonos de Cáceres.

Nota relacionada: Olivia Zúniga: con alto grado de “impunidad” se sentían asesinos de Berta Cáceres

“Fallo no hubiese sido posible en ningún tribunal normal de un Estado de Derecho”

De acuerdo a la firma legal con ese texto se contradicen muchas afirmaciones de la acusación particular. Y ponen de relieve teorías alternativas de autoría, no exploradas por los fiscales.

A efecto de eso, Robert Amterdam, asesor de DESA, señaló que el hecho es que esa condena no hubiera sido posible en ningún tribunal normal de un estado de derecho.

 “Tenemos la intención de emitir una evaluación de expertos independientes sobre este juicio y sentencia. Eso, para mostrarle al mundo la verdad. No hay forma de dictar esta sentencia sobre la base de este caso en ninguna jurisdicción legal”, aseveró Amsterdam.

Continuó diciendo que la Fiscalía hondureña pareció basar todo su caso en el hecho de que DESA supervisó los movimientos de Cáceres y su organización. Lo anterior, en los días que fueron al sitio del proyecto.

“Este argumento no es motivo suficiente para condenar, y como la propia acusación particular tenía pleno acceso al expediente del caso, sabía muy bien que no existían pruebas en su contra”, expuso el letrado.

DESA vigilaba movimientos de Cáceres y COPINH por los constantes ataques

Asimismo, argumenta que a la luz de los repetidos ataques e incursiones en las propiedades de DESA por parte de Cáceres y COPINH. Lo que resultó en destrucción y daños costosos, por supuesto la compañía monitorea los movimientos.

Por tal razón, el experto consideró que dicha acción no constituye ninguna intención criminal. Y ciertamente no cumple con los estándares para pruebas.

“No hay un motivo lógico por el cuál DESA esté involucrada en este crimen. La muerte de Cáceres fue el peor resultado posible para la empresa, paralizando toda la inversión. Y con ella, destruyendo más de 1,500 empleos para la comunidad”, deploró Amsterdam.

Para finalizar, el asesor internacional de DESA dijo que se solidariza con la familia de Berta Cáceres por su pérdida.

“Ellos merecen justicia, pero la justicia no significa una condena a las partes inocentes basada en la falta de pruebas, solo porque un grupo poderoso puede ejercer su voluntad en los tribunales”, concluyó el togado.