Copeco advierte: Estas colonias de TGU deben desalojar por amenaza de derrumbes

773
Tegucigalpa riesgo derrumbe
Al menos dos colonias de Tegucigalpa están en riesgo de inundación y derrumbe. La Alcaldía y Copeco solicitaron a los habitantes evacuar.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Debido a la crecida de los ríos y quebradas, al menos dos colonias de la capital están en riesgo de inundación y derrumbe, por lo que la Alcaldía Municipal del Distrito Central y la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) solicitaron a los habitantes evacuar lo antes posible.

Según una advertencia de la Copeco, debido a las lluvias de este sábado y las condiciones de humedad del suelo, existe un alto riesgo de desbordamiento de la quebrada El Sapo en la colonia 3 de Mayo de Comayagüela.

Otra zona con riesgo de desbordamiento son: la quebrada Grande, quebrada Seca y río Chiquito. Estas cruzan por la colonia Primero de Diciembre, por lo que es otra zona de Tegucigalpa en riesgo de derrumbe y desbordamiento.

Lea también: Bukele enviará importante donación a damnificados de Eta en Honduras

Ante esa situación, los vecinos de ese sector deben estar alerta y hacer posibles evacuaciones cuanto antes, indicó Copeco.

Asimismo, las autoridades municipales determinaron cerrar el paso a la altura del puente del barrio La Hoya de Tegucigalpa, debido a la crecida del río Chiquito.

Daños en la capital

Al respecto, Mario Reyes, presidente del CODEM, informó que  hay más de 1.380 personas afectadas por el fenómeno natural, pero que ya se encuentran instaladas en 27 albergues de la capital.
A su vez, señaló que entre las colonias más afectadas por deslizamiento de laderas, derrumbes, caída del muro e inundaciones, están:
  • Colonia Betania
  • Las Brisas
  • Canaán
  • Flor del Campo
  • Los Pinos
  • Nueva Oriental
  • Villa Nueva
  • Campo Cielo
  • El Bosque
  • El Pastel
  • La colonia Duarte
  • Suyapa, entre otras.

Las fuertes lluvias que caen sobre Tegucigalpa también ocasionaron el derrumbe de una vivienda en la colonia Reparto por Arriba, dejando a una familia en la intemperie.

Afortunadamente los dueños se encontraban fuera de su casa, pero rompieron en llanto al llegar al lugar y saber que se han quedado sin nada.

Entre lágrimas, una señora dijo que ya había reportado su situación de peligro a las autoridades de Copeco, pero estas nunca se hicieron presentes. «Teníamos más de 50 años de vivir acá«, dijo la afectada.