SALUD| Beneficios de las fresas para regular el colesterol y los triglicéridos

203
Las fresas son frutos pequeños, muy valoradas debido a su reducido contenido calórico y por ser ricas en vitamina C.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Las fresas son alimento que contribuye a mejorar la salud. No obstante, en esta ocasión te mostraremos específicamente por qué pueden ayudar contra los descontroles en el perfil lipídico.

Este tipo de frutas, cuentan con vitaminas y minerales como el potasio, hierro, vitamina E, complejo B y vitamina A y C.

¿Son malos los triglicéridos?

Los triglicéridos son el tipo de grasa más abundantes en el cuerpo. Funcionan como reserva energética, la que el organismo consumirá cuando sea necesario. Los valores normales de triglicéridos en sangre deben ser inferiores a 150 mg. Si sobrepasan los 200 mg, se trata de una elevación significativa.

Sin embargo, si los valores son superiores a los 500 mg existe una elevación severa. Entonces, como resultado, los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares se incrementan. Las calorías consumidas a través de los alimentos y que no se transforman en energía terminan convirtiéndose en triglicéridos.

Lea también: Agua de avena, útil para reducir el nivel de colesterol y bajar de peso

Colesterol “bueno” y “malo”

Por su parte, el colesterol es una sustancia lipídica que se encuentra en nuestro cuerpo. Es esencial para que nuestro organismo funcione correctamente.

Beneficios de las fresas contra el colesterol y los triglicéridos elevados

De acuerdo con un texto publicado en la revista Antioxidants, los antioxidantes son sustancias químicas que equilibran el proceso de envejecimiento y el daño celular.

Esto incluye infecciones, radicales libres (elementos tóxicos que se encuentran en el ambiente, en los rayos solares o alimentos), enfermedades y virus a los que estamos expuestos diariamente.

Por otra parte, los antioxidantes ayudan para acelerar el metabolismo celular y lipídico. Es decir, impiden que se acumule el llamado “colesterol malo” (LDL) en las paredes de las arterias.

Si bien el cuerpo humano produce de manera natural antioxidantes, también pueden adquirirse a través del consumo de alimentos que contengan vitamina A, C, y E, entre otras.

Las fresas destacan por su contenido en antioxidantes. Mientras que en 100 gramos de naranja se encuentran 50 mg de vitamina C, las fresas contienen 80 mg y otras vitaminas relacionadas con importantes niveles de antioxidantes.

De acuerdo con investigaciones, con tan solo ingerir 160 mg de vitamina C todos los días, las vitaminas antioxidantes ayudan a eliminar los radicales libres. Además, contribuye a impedir la transformación de las lipoproteínas de alta densidad en colesterol LDL, así como la posibilidad de que se infiltre en las arterias.

Los antioxidantes en las fresas ayudan a reducir la oxidación de las grasas. Eso impide la formación de depósitos de partículas de lipoproteína (colesterol LDL) en la capa interna de las arterias. De esta manera, pueden contribuir a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, conforme a los resultados de una investigación del 2014, el consumo de 500 gramos de fresas durante un mes apoya la reducción de los niveles de colesterol total, colesterol de lipoproteínas de baja densidad y triglicéridos.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.