CORTÉS. Luego de la oleada de basura procedente de Guatemala que llegó el pasado sábado 19 de septiembre a las costas de Honduras, la municipalidad de Puerto Cortés, luego de una inspección en sus playas, aseguró que denunciará ante entidades internacionales «el impacto ambiental» causado por la nación vecina.

La Alcaldía encontró plástico con la leyenda «Hecho en Guatemala» escrita, lo cual, es una prueba inequívoca de la procedencia de dichos desechos, los cuales, golpearon de manera más agresiva al municipio de Omoa, mismo que está más cerca del río Motagua.

La Municipalidad dio a conocer que la basura provoca un impacto «ambiental, sanitario, económico y social«. Por tanto, recurrirá al organismo Greenpeace, que es una ONG​ ambientalista de Canadá. Y también denunciará ante Dr. CAFTA.

«Las enormes cantidades de basura continúan llegando desde el hermano país de Guatemala hasta nuestras playas», escribió la municipalidad en sus cuentas de diferentes plataformas sociales.

Asimismo, cuestionó que es una problema que «se arrastra» desde hace 12 años, pero que Guatemala se niega a resolver.

Le podría interesar: ¡De mal en peor! Temporada de lluvia aumenta basura en playas de Omoa

Relaciones Exteriores entra en juego

De su lado, y luego de varias denuncias de TIEMPO Digital, la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional solicitó, a través de un comunicado, de manera inmediata conocer el plan de acción establecido por las autoridades de ese vecino país. Esto, para mitigar a corto plazo los efectos ambientales causados en las costas hondureñas.

«El Gobierno de Honduras exige al Gobierno de Guatemala la implementación de nuevas acciones urgentes de mitigación para evitar la llegada de residuos sólidos a la desembocadura del Río Motagua y Bahía de Omoa», cita el comunicado

Lo anterior, «con el fin de garantizar el bienestar para la población en general; y en especial la población hondureña, que está siendo seriamente afectada«, agrega el escrito.


Nota para nuestros lectores: