27.3 C
San Pedro Sula
sábado, octubre 1, 2022

Irías: Aumento a importación de ropa usada es “impopular” y con interés oculto

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. De hacerse efectivo un aumento a las importaciones de ropa usada para Honduras, los afectados directamente son los hondureños, debido a que gran parte de ellos acuden a estas tiendas de prendas “de segunda mano” para poder vestirse.

De acuerdo a protectores de consumidores, esta medida no afectaría a los importadores, sino más bien al consumidor final debido a la variación de precios que puede existir en una prenda o el aumento a otros.

Además, son del criterio que detrás de la aplicación de esta medida pueden haber intereses de por medio, así como se han presentado en el pasado. Y es que la industria de la ropa nueva o tiendas ha visto el aumento en las ventas de las prendas usadas.

Aduanas de Honduras señaló que no habrá tal aumento, sin embargo sí confirmaron una regulación para que la entrada al país sea equitativa. Esto indica una competencia sana entre los que traen ropa de alto costo y los que ingresan a un precio menor.

En tal sentido, Diario TIEMPO Digital consultó a Adalid Irías, presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica en Honduras (ADECABAH) y protector de los consumidores, quien determinó la medida como “descabellada” e impopular.

Lea además: Denuncian que en unos días habrá “trancazo” a importación de ropa usada 

Afectación directa a consumidores 

Adalid Irías detalló que esta medida afectará a los consumidores porque una buena cantidad de hondureños se visten de las tiendas de ropa usada. Incrementarle a los impuestos va indicar que las prendas ya van a venir más caras, el impacto final será para el usuario, apuntó.

Asimismo, el protector de los consumidores destacó que a los importadores no los están afectando de manera directa, porque ya ellos lo van a trasladar al consumidor final en otro precio. “Es decir que una camisa que antes costaba 70 lempiras va pasar a costar de 80 hasta 90 lempiras”, agregó.

Por tal razón, Irías manifestó que esto indica “que la medida es impopular, porque está afectando a centenares de hondureños que se visten de estas tiendas de ropa usada, mejor conocidas como los ‘bultos'”.

Intereses detrás 

Por otro lado, Adalid Irías recordó que va a ocurrir igual que con la industria del zapato, cuando se quejó que el producto que venía de segunda les hacía la competencia. “Podría ser que algunos sectores están presionando para obligar que la gente compre ropa nueva en tienda”, aseveró.

No obstante, el protector de los consumidores dijo que el poder de compra del hondureño es tan limitado que no hay otra alternativa que acudir al “bulto” para poder vestirse. Si a estos impuestos no les van a poner restricciones, indican que no es para bajar el arancel, indica que más bien es para subirlo.

“Eso es porque es evidente como ha crecido el negocio de la ropa usada y prácticamente es un negocio que le hace la competencia a la industria o a las tiendas de ropa nueva. Pero es una realidad, la mayor parte de la población se viste con ropa usada”, recalcó Irías.

De acuerdo con Adalid Irías, al final esto va a limitar a los consumidores, porque ya no se va poder ni comprar ropa. Es decir que están privando del derecho hasta de comprar prendas usadas y “esto es una medida impopular, donde hay intereses detrás de un freno a este negocio”

Además, están tratando de obligar a la población comprar ropa nueva en negocios y la realidad es que el hondureño no tiene ese acceso.

Hace unos días, Elías Coto, portavoz de la Asociación de Importaciones de Ropa Usada, denunció que un aumento tributario entraría en vigencia a partir del próximo 1 de junio.

“El gobierno quiere duplicar o triplicar los impuestos para importar ropa usada. Sería algo terrible para la gente desposeída”, manifestó en unas declaraciones brindadas a NotiBomba.

Aduanas dice que no habrá aumento

Juan José Vides, director de Aduanas de Honduras, manifestó que la información que circula del trancazo es completamente falsa. Por lo que explicó que lo que están haciendo es revisar los niveles de competencia que existen entre las personas que están importando ropa usada y con los acuerdos a los que se había llegado en 2012.

Vides, detalló que estos acuerdos no tienen nada que ver la legislación que contiene todas las disposiciones, fracciones arancelarias y también el Tratado de Libre Comercio.

Por tal razón, el director de Aduanas de Honduras especificó que no hay ningún aumento a las tarifas, fracción arancelaria, a los impuestos, sino que el cobro será en base a la factura, tal como lo indica la ley.

La ley señala, según Juan José Vides, que el cobro a la persona se le hace en base a la factura de ropa usada que está trayendo. En tan sentido, puntualizó que “más bien esto va a beneficiar a las personas que están trayendo ropa usada”.

“Si una persona compra ropa usada que le cuesta 0.20 centavos de dólar ya no se le va cobrar en base al 0.85, ese más bien es un beneficio para ellos”, detalló el funcionario hondureño.

Las personas que la importan ya le están subiendo

Han surgido denuncias de que hay personas importadoras de ropa que ya le están subiendo el precio a los fardos. No obstante, el director de Aduanas señaló que no se sabe bajo cual argumento lo están haciendo. “Esto tiene que ver directamente con las ganancias que vayan a tener las personas”, indicó.

Juan José Vides explicó que lo que se está haciendo es poner las competencias iguales, para poder fomentarlas siempre y cuando sean sanas, ya que no puede exigir una desleal.

“Alguien que está trayendo ropa de primera calidad que le cuesta arriba de 0.85 dólares no es posible que se le subvalué la mercancía, las ganancias serán solo para eso”, detalló el funcionario.

Por tal razón, Juan José Vides reiteró que, “esto es poner en iguales condiciones a todas las personas que están trayendo ropa usada”.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido