ATIC investiga anomalías en proyecto habitacional en La Tigra

869
ATIC
ATIC decomisó documentos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Este martes, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), secuestró expedientes en la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente), por posibles anomalías en la ejecución de un proyecto habitacional en la reserva natural de La Tigra, Francisco Morazán.

Agentes asignados a esta operación manifestaron que se hizo el decomiso de  expediente del proyecto habitacional denominado residencial Bosques de Santa María.

En dicho proyecto se investigará si los desarrolladores de este cuentan con los requisitos y  licencia ambiental para la construcción del complejo.

El proyecto habitacional en referencia se sitúa en la carretera que conduce hacia Valle de Ángeles. A la altura de la aldea El Chimbo.

El complejo comprende hasta La Tigra y parte del Picacho. La zona de amortiguamiento se vería afectada si no se cumplen los licenciamientos ambientales.

Se anunció que luego que agentes secuestraron los documentos, técnicos forestales comenzaron a analizarlos. En esta indagación también se involucrarán biólogos adscritos a la Fiscalía del Medio Ambiente.

De tal forma, se determinarán si existen irregularidades en la ejecución del proyecto en la zona protegida.

Lea también: Vocero de la MACCIH presentará informe semestral ante Consejo de la OEA

Se investigan permisos ambientales 

El Secretario General de MiAmbiente, Narciso Manzanares, declaró, «en cada uno estos expedientes se están investigando trámites de licencias ambientales. Investigamos estudios de factibilidad y los documentos relacionados con permisos ambientales de estos proyectos».

Aseguró que la ATIC busca verificar que estos proyectos cumplan con cada uno de los procesos ordenados por la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente). Se crea la duda que estos hayan sido otorgados de manera fraudulenta.

El funcionario prosiguió, «las etapas de licenciamiento son varios. Hay algunas que si están cerrados los procesos y tienen otorgadas sus licenciaras ambientales. Hay otros que están en procesos abiertos donde solo están las solicitudes de los permisos, pero que no han sido otorgados por el no cumplimiento de los requisitos».