Así mataron a Carlos Mauricio Toledo, el intermediario de «El Rojo» y mejor amigo de Tony

1160
Carlos Mauricio Toledo
Tony Hernández confesó que era su mejor amigo y sabía que trabajaba con El Rojo.

CORTÉS, HONDURAS. ¿Quién fue Carlos Mauricio Toledo? El nombre de este narcotraficante tomó relevancia luego de que Juan Antonio Hernández lo identificara como su mejor amigo durante el interrogatorio que le hizo la DEA instantes después de su captura en Estados Unidos, el pasado 23 de noviembre.

Según las declaraciones del excongresista del Partido Nacional, «Carlitos», como le decía él, era originario de Gracias, Lempira, es decir, Tony y Carlos eran paisanos.

De igual manera, Juan Antonio, acusado en Estados Unidos por narcotráfico, declaró que «Carlitos» estuvo de inquilino en su casa ubicada en Tegucigalpa. Pero que cuando este «tenía necesidad» de dinero, viajaba desde Tegucigalpa hasta San Pedro Sula a trabajar. «Yo no sabía en qué trabajaba», justificó Tony.

Cuando Carlos Mauricio regresaba a Tegucigalpa, Tony declaró que lo hacía con mejor vestimenta y bebidas alcohólicas finas. «Nos fuimos dando cuenta que él trabajaba con ‘El Rojo’ y ‘Don H'», declaró.

Le podría interesar: Día 6: Defensa de Tony se centra en el video de la captura; jurado se retira

«El Rojo» daba regalos y pagos a Tony a través de  Carlos Toledo

Por otro lado, sumado a las confesiones de Tony, Víctor Hugo Díaz Morales, «El Rojo», cuando testificó en el juicio contra el hondureño, dijo que pagaba $5,000 a Tony Hernández cada vez que éste le informaba sobre retenes o sobre investigaciones de la Policía.

Para hacer los pagos, dijo el extraficante, usaba como intermediario a Carlos Mauricio Toledo.

Sumado a esto, «El Rojo» mencionó también que un guardaespaldas del presidente de Honduras, identificado simplemente «Portillo», acompañaba a veces a Tony Hernández en sus reuniones con traficantes. Fue en 2004 cuando Díaz Morales conoció a Tony Hernández, dijo, en la casa Carlos Toledo en San Pedro Sula.

Nota relacionada: VÍDEO: «Tony» conesa que su mejor amigo trabajaba con Don H y El Rojo

LA MUERTE DE CARLOS TOLEDO

Carlos Mauricio Toledo
Foto en vida de Carlos Mauricio Toledo tomada de su tarjeta de identidad.

La muerte del mejor amigo Tony ocurrió en el año 2011, pero actualmente es prácticamente imposible encontrar información escrita de lo ocurrido ese día. Por tal razón, pocos saben cómo, dónde y cuándo murió Carlos Toledo.

La información acerca del asesinato de «Carlitos» presentada a continuación es parte de los archivos de Diario TIEMPO. Esto fue lo que sucedió:

Carlos Mauricio Toledo Orellana, de 36 años de edad, iba como pasajero en un carro Toyota Matrix, conducido por otro joven que resultó herido. Esto ocurrió el pasado 6 de septiembre de 2011 a eso de las 1:30 de la tarde en la avenida Junior de San Pedro Sula.

Según reveló la Policía Nacional en aquel entonces, fue a la altura de la gasolinera «Esso On The Run». Otros sujetos, aparentemente en motocicleta, los atacaron a disparos luego se dieron a la fuga.

Los dos usuarios del carro resultaron gravemente heridos, pero Toledo más que el conductor del mismo. Gracias a eso fue que el motorista logró movilizarse hasta una clínica privada y ser atendido por médicos. Sin embargo, «Carlitos» falleció sin siquiera tener la oportunidad de ser auxiliado. Su cadáver quedó inerte en el asiento delantero de la derecha, recostado hacia la izquierda.

DATO. Según Tony Hernández, «El Rojo» reclutó a varios jóvenes en Gracias, de los cuales solo Mario José Cálix sigue vivo. 

16 balazos a Toledo

Información de la Policía indicó que el carro en el que iban las víctimas tenía al menos 25 perforaciones de arma de fuego. De la ráfaga de disparos, Medicina Forense constató que 16 balas penetraron el cuerpo de Carlos Mauricio.

«Hubo intercambio de disparos», dijo Héctor Iván Mejía, jefe de la Policía Nacional en aquél entonces.

Al mismo tiempo, Mejía resaltó que al parecer Toledo andaba en San Pedro Sula visitando a unos familiares, y que la persona que conducía el carro y logró sobrevivir lo había ido a recoger a un lugar determinado, pero no se conoció cuál.

Dueño de un hotel en Gracias, Lempira

Por otro lado, familiares de Toledo confirmaron que él era originario del municipio de Gracias, Lempira, donde tenía un hotel llamado San Antonio, justo en el centro de la ciudad. Asimismo, señalaron que Carlos tenía aproximadamente una semana de estar en San Pedro Sula.